destacada
Última actualización: 19/06/2020

Nuestro método

18Productos analizados

24Horas invertidas

21Estudios evaluados

211Comentarios recaudados

¿Has decidido adoptar una dieta vegana? ¿Prefieres comer una dieta libre de leche, huevos, carne y pescado? Entonces, este artículo es para ti. La vitamina B12 es un nutriente esencial para nuestro bienestar que se encuentra en los alimentos de origen animal. Si no la consumimos en cantidad suficiente, nos arriesgamos a sufrir todo tipo de enfermedades.

Si eres vegano, vegetariano o te abstienes de comer productos animales, te recomendamos que no pierdas de vista este artículo. Hablaremos de la importancia de la vitamina B12, de qué comer para evitar su carencia y de cómo incluir alimentos fortificados o suplementos en el caso de que sea imposible ingerir este nutriente de forma natural. ¿Estás preparado para aprender?

100% GRATIS & EXCLUSIVO

Newsletter semanal sobre nutrición y suplementos

¡Suscríbete GRATIS a los newsletter de nuestro socio The Hidden Portal y conviértete en un experto en nutrición y suplementos! Recibirás los correos cómodamente en tu email. Esta oferta es limitada y exclusiva para los visitantes de GUIADESUPLEMENTOS.

* Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento con tan solo un clic.

Un servicio de

Lo más importante

  • La vitamina B12 se encuentra de forma casi exclusiva en los alimentos de origen animal (carne, pescado, huevos y lácteos).
  • Las personas que no consuman productos animales deberán recurrir a productos fortificados con vitamina B12 o a suplementos. Algunos individuos (ancianos, enfermos crónicos o bajo tratamiento farmacológico) pueden sufrir una carencia de este nutriente a pesar de seguir una dieta omnívora.
  • Las personas que deseen seguir una dieta vegana pueden cuidar de sus niveles de B12 utilizando alimentos fortificados, valorando la necesidad de suplementarse y evitando los “bulos” más frecuentes sobre esta vitamina. En el caso de niños, embarazadas o ancianos, el seguimiento médico será esencial.

Cuando la dieta no es suficiente: suplementos de vitamina B12

A veces, nuestro cuerpo no es capaz de aprovechar la vitamina B12 de los alimentos. Esta situación puede afectar tanto a personas omnívoras como a veganos que recurran a productos fortificados con B12 artificial. Si te han recomendado complementar tu dieta con un suplemento de vitamina B12, ¿por qué no probar uno de los artículos que te mostramos?

La mejor vitamina B12 liposomal premium

Recomendación especial

AffiliateLink


Vitamina B12 liposomal

Vitamina B12 liposomal con ingredientes 100 % vegenos.

60 ml. Para simplificar al máximo la suplementación, podemos recurrir a estas cómodas gotas de B12. Este suplemento en forma líquida de Sundt destaca de las demás marcas gracias a su innovadora fórmula liposomal. Este proceso de encapsulación garantiza una mayor absorción de los ingredientes activos en nuestro cuerpo.

Asimismo, la vitamina B12 de Sundt es vegana, cruelty-free, no contiene gluten ni azúcar. La dosificación del suplemento es específicamente fácil, se recomienda mezclar 2 ml con abundante agua o un zumo de tu elección.

Methyl B-12 de Jarrows, la mejor vitamina B12 según los usuarios online

Este complemento contiene vitamina B12 en forma de metilcobalamina. Este ingrediente podría tener una absorción mejorada en comparación con la cianocobalamina, la vitamina B12 sintética más utilizada. Apto para veganos y libre de los alérgenos más comunes.

Este producto se ha convertido en uno de los favoritos del mercado online por su económico precio, su efectividad y su agradable sabor a cereza. Imprescindible para los veganos.

Vitamina B12 de Veggun, la mejor vitamina B12 líquida

La mayoría de complementos de vitamina B12 se suministran como productos de consumo diario. Sin embargo, este producto de Veggun está pensado para utilizarse semanalmente. La dosis de líquido recomendada aportará 2000 microgramos de B12 (cianocobalamina).

Las personas que odian tragar cápsulas son las principales compradoras de este producto de agradable sabor afrutado. Facilita mucho la suplementación a las familias veganas.

Vitamina B12 de SimplySupplements, el suplemento de vitamina B12 con el envío más rápido

Este producto vegano contiene 120 tabletas de cianocobalamina (vitamina B12 sintética). Permite suplementarse durante, al menos, cuatro meses. No contiene gluten ni pescado y ha sido fabricado bajo los estrictos estándares de producción del Reino Unido.

Este producto tiene una magnífica calidad. Pero es que además, el fabricante se compromete a enviar el artículo inmediatamente tras la compra. ¡Podrás suplementarte antes de lo que te imaginas!

Vitamina B12 de Solgar, un suplemento de alta gama

La prestigiosa casa Solgar comercializa este suplemento a un precio muy competitivo. Contiene 50 cápsulas de 500 microgramos de B12 en forma de cianocobalamina. Producto vegano, kosher y halal.

Según los compradores, las cápsulas son pequeñas (“diminutas”, incluso) y muy fáciles de tragar. Algunas personas las toman siguiendo las recomendaciones de su médico. Se envía cuidadosamente empaquetado. Su puntuación es de 4,5 de 5 estrellas.

Lo que debes saber sobre los alimentos con vitamina B12

La vitamina B12 es un nutriente que se encuentra de forma casi exclusiva en los alimentos de origen animal. Las algas, los hongos y otros productos como el tempeh (habas de soja fermentadas) no han demostrado ser capaces de aportar esta vitamina. Así, los veganos tendrán que recurrir a alimentos fortificados o a la suplementación si no quieren sufrir una hipovitaminosis.

Existen productos fortificados con vitamina B12 aptos para veganos.
(Fuente: Subbotina: 42149709/ 123rf.com)

¿Por qué es tan importante incluir alimentos con B12 en nuestra dieta?

La vitamina B12, también conocida como cobalamina, participará en el proceso de creación del ADN (material genético) celular. También será imprescindible para la formación de proteínas, grasas y otras moléculas muy importantes para el buen funcionamiento del organismo (como los neurotransmisores o la creatina) (1).No puede ser sintetizada por nuestro organismo, por lo que debe obtenerse de los alimentos.

Afortunadamente, la cobalamina es uno de los nutrientes con los requerimientos dietéticos más bajos que existen. A pesar de que recientemente la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) ha elevado la cantidad diaria recomendada (CDR) para los adultos a 4 microgramos (ɥg), sigue siendo muy fácil cumplir con estos requerimientos, que equivalen a 0,004 de B12 al día. (2)

¿Qué alimentos contienen vitamina B12?

La vitamina B12 se encuentra en los productos de origen animal. La carne, las vísceras, el pescado, el marisco, la leche y los huevos son fuentes de este nutriente tan importante. Hoy en día, para evitar la carencia nutricional en los veganos y los vegetarianos, muchos productos plant-based vienen suplementados con la forma artificial de la B12, la cianocobalamina (3).

Alimento (100 gramos/100 mililitros) Cantidad de vitamina B12 (ɥg)
Almejas 99
Vísceras (ternera) 80
Cereales fortificados con B12 28
Carne de cerdo 19
Salmón 18
Sardinas enlatadas 9
Carne de ternera 6
Huevos 1
Leche entera 0.5
Carne de pollo 1

Como puedes ver, es muy fácil para una persona que siga una dieta omnívora ingerir la suficiente vitamina B12 para cumplir con las ingestas diarias recomendadas. Una persona vegana o que quiera limitar su consumo de productos animales puede recurrir a zumos, cereales u otros alimentos suplementados con esta vitamina. ¡No hay excusa para no incluir la B12 en tus platos!

¿La cocción destruye la vitamina B12 de los alimentos?

La vitamina B12 es un nutriente “todoterreno” que no se verá afectada por el calor. Sin embargo, es una molécula que se encuentra disuelta en agua (hidrosoluble). Por esta razón, si al cocinar los alimentos estos pierden agua, es posible que la cobalamina se “evapore” parcialmente al deshidratarse los alimentos (4).

El microondas y la fritura podrían ser los métodos de cocción más agresivos con la B12, provocando el mayor porcentaje de pérdida de esta vitamina. El horno y la plancha serán las técnicas más “conservadoras” con este nutriente, y no parecen hacer variar el contenido de cobalamina de los alimentos de forma variable (5).

Sin embargo, es muy poco probable que tu método favorito de cocción pueda influir de forma importante en tus niveles de vitamina B12. La pérdida de este nutriente oscila entre un 12 y un 23 %, lo que significa que el contenido final de cobalamina de los alimentos seguirá siendo lo suficientemente alto como para permitirnos cumplir con la CDR de este nutriente (4).

Si eres una persona sana y llevas una alimentación omnívora (o vegana fortificada), equilibrada y saludable, no tendrás problema a la hora de satisfacer tus requerimientos de B12. ¿Un consejo? Evita abusar de los alimentos fritos (pobres en nutrientes y ricos en calorías) e intenta no cocinar la carne o el pescado más de  lo necesario. ¡Nutrición asegurada!

La vitamina B12 resulta esencial para la vida.
(Fuente: Grechaniuk: 121418798/ 123rf.com)

¿Qué puede ocurrirme si no consumo alimentos ricos en vitamina B12?

¿Sabías que la vitamina B12 se almacena en nuestro cuerpo? Afortunadamente, nuestro organismo es capaz de “atesorar” este nutriente y guardarlo en el hígado, permitiéndonos estar meses o años sin consumir B12 antes de que se agoten nuestras reservas. Sin embargo, una vez nos quedemos sin cobalamina, las consecuencias de esta carencia serán graves y desagradables (6, 7):

  • Anemia. Si tus reservas de cobalamina se agotan, no se podrán crear nuevos glóbulos rojos (las células encargadas de transportar oxígeno). Las células rojas que queden serán grandes y deformes, es decir, se producirá una anemia megaloblástica (“mega”, grande y “blástica”, célula inmadura). Los síntomas serán fatiga, palidez y en casos graves, ictericia (piel amarilla).
  • Demencia. La carencia de vitamina B12 podría afectar a la mielina, una sustancia que recubre a los nervios y que permite la transmisión de las señales de nuestro cerebro al resto del cuerpo. Un déficit de esta vitamina provocaría, en consecuencia, una pérdida de sensibilidad, dificultad para mantener el equilibrio y en casos graves, demencia.
  • Enfermedad cardiovascular. Algunos estudios han encontrado una relación entre unos niveles insuficientes de vitamina B12 y la aparición de problemas de corazón (enfermedad coronaria). Estos resultados requieren ser ratificados por ensayos más amplios.
  • Problemas en el embarazo. La vitamina B12, al igual que el ácido fólico, es un nutriente muy necesario para la salud del feto en crecimiento. Su carencia podría elevar el riesgo de que el futuro bebé sufra malformaciones graves y posiblemente incapacitantes, como la espina bífida (defectos en la formación de la columna y la médula espinal).

A algunos expertos les preocupa la posibilidad de que pueda aparecer un deterioro de la salud “en general” si se tienen niveles subóptimos de B12. Es decir, tener unas reservas de B12 “bajas” podría afectar a nuestra salud y aumentar la posibilidad de sufrir problemas de visión, deterioro de la memoria o incluso osteoporosis. Este problema afectaría más a los ancianos (8).

¿Es posible sufrir una carencia de B12 aunque la incluya en mi dieta?

Has incluido en tu dieta productos animales o fortificados con vitamina B12. Evitas cocinar demasiado los alimentos o recalentarlos al microondas. Llevas una dieta equilibrada y saludable. ¿Es posible que, a pesar de estos ajustes, llegues a padecer un déficit de cobalamina? Sentimos decirte que sí. Si perteneces a alguno de los siguientes grupos, ¡ten cuidado (8)!

  • Ancianos: El paso del tiempo podría provocar que nuestro tracto digestivo empiece a tener problemas para digerir los alimentos, lo que podría interferir en la absorción de la vitamina B12.
  • Problemas del tracto digestivo: Las personas que padecen enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, las personas a las que se les ha realizado una intervención quirúrgica en el tracto digestivo y han perdido parte del mismo y aquellas personas con infecciones graves por bacterias o parásitos podrían tener problemas para absorber esta vitamina.
  • Anemia perniciosa. La vitamina B12 necesita unirse a un “receptor” (Factor Intrínseco) gástrico para poder ser absorbida por nuestro cuerpo. Este receptor puede ser reconocido como extraño y destruido por nuestro propio organismo si padecemos una enfermedad autoinmune conocida como anemia perniciosa. Como consecuencia, se produciría un déficit de cobalamina (9).
  • Fármacos. Los medicamentos podrían interferir en la absorción de la vitamina B12. La metformina, por ejemplo, es un fármaco antidiabético (para el control de azúcar) muy popular que se ha vinculado con un posible déficit de cobalamina (10). Los antibióticos, los tratamientos contra el VIH y el metrotexato también podrían provocarnos una falta de B12.
  • Otras enfermedades: Los problemas de la tiroides y las enfermedades del corazón, entre otras condiciones, también se han relacionado con niveles insuficientes de vitamina B12.

Si eres una persona joven y sana, es muy probable que una dieta saludable te evite cualquier posible problema con este nutriente. Si, por el contrario, eres un adulto mayor o tienes problemas de salud, ¡no te asustes! Acude a tu médico y discute con él o ella la necesidad de realizarte un análisis para averiguar si tus niveles de B12 están dentro de los límites normales.

¿Te preocupan las consecuencias del déficit de cobalamina? ¿Quieres conocer más a fondo todo a este nutriente? En ese caso, te recomendamos que consultes nuestro artículo sobre la falta de vitamina B12. ¡No te decepcionará!

Julio BasultoDietista-Nutricionista (Col·legi de Dietistes-Nutricionistes de Catalunya)

“Consumir solo alimentos de origen vegetal, como hacen los veganos (sin lácteos o huevos), conducirá a una deficiencia de vitamina B12”.

Los veganos y la vitamina B12: nuestros consejos

Los seguidores de “la dieta más compasiva”, los veganos, pueden arriesgarse a sufrir un déficit de B12. Los ovolactovegetarianos también podrían tener niveles bajos de este nutriente si limitan su consumo de leche y huevos (11). ¡Si perteneces a estos grupos, que no cunda el pánico! Los consejos de esta sección te ayudarán a evitar la carencia de B12 en tu dieta plant-based.

Toma alimentos fortificados

Si has desterrado los productos animales de tu dieta, no repondrás tus reservas de B12. En unos tres años (podría ser antes o después, dependiendo de tus niveles iniciales de cobalamina) (12) podrías empezar a sufrir las peligrosas consecuencias de la carencia de B12. Puedes evitar este desenlace tan desagradable cuidando de tu dieta.

Los alimentos fortificados, como leches vegetales, zumos o cereales con B12 añadida podrían ayudarte a obtener la cobalamina que necesitas para mantenerte sano. Afortunadamente, la B12 de estos  productos tendrá un origen sintético (cianocobalamina) (13), así que puedes seguir considerando a estos alimentos como productos cruelty-free.

En la naturaleza, la vitamina B12 se encuentra en los alimentos de origen animal.
(Fuente: Baibakova: 53650159/ 123rf.com)

Valora la necesidad de incluir un suplemento

Algunos estudios dudan de la efectividad real de los alimentos fortificados. En estos artículos científicos, los expertos recelan de estos productos porque no permiten conocer exactamente la cantidad de vitamina B12 que ingieres.  Además, si eres una persona mayor o sufres de enfermedades crónicas, la cianocobalamina de los alimentos podría no llegar a absorberse (14).

Te aconsejamos que, además de consumir alimentos fortificados, discutas con tu médico la necesidad de añadir un suplemento de vitamina B12 a tu dieta. Si tienes problemas de absorción, te recetarán “megadosis” de B12 (orales o inyectables).  De lo contrario, puede que te aconsejen seguir alguno de los siguientes patrones de suplementación (15):

  • Al menos 10 microgramos de B12, una vez al día
  • 2000 microgramos de B12, una vez a la semana
foco

Aunque los suplementos de B12 se consideran seguros incluso a dosis elevadas, podría provocar molestias digestivas e interacciones medicamentosas. Consulta con tu médico para prevenir estos problemas y evita superar los 5000 microgramos de B12 a la semana.

Cuidado con las falsas promesas

Es posible que hayas escuchado ciertos rumores sobre la vitamina B12. Por ejemplo, puede que te hayan explicado que “si consumes vegetales orgánicos y sin pesticidas” o incluso “con un poco de tierra” podrás obtener la suficiente cobalamina. ¿Qué hay de cierto acerca de estas (y otras) aseveraciones?

  • ¿Las bacterias de los vegetales “mal lavados” son capaces de producir vitamina B12?: Lamentablemente, la cantidad de cianocobalamina que producen las bacterias de los alimentos poco lavados es mínima. ¿La probabilidad de infección e indigestión, sin embargo? Bastante mayor. No te aconsejamos probar este método tan “natural” (16).
  • ¿No cocinar los vegetales (dieta crudivegana) aporta B12?: No se ha demostrado que la verdura aporte más cobalamina si se consume cruda. Recuerda que esta vitamina se encuentra en los productos animales y no en los vegetales (16).
  • ¿La espirulina y otras algas (como las nori o la chlorella) son ricas en B12?: Las algas contienen una variedad de cobalamina poco útil para nuestro organismo. Esta “pseudovitamina B12” tiene una biodisponibilidad (capacidad de absorción y actividad en nuestro cuerpo) muy baja, por lo que no se considera útil para cumplir con la CDR de B12 (17, 18).
  • ¿El trigo sarraceno, los hongos Shiitake, el tempeh o el tofu contienen B12? Por el momento, no se ha podido demostrar que estos alimentos posean vitamina B12 en su estado natural. Las opciones fortificadas (a las que se les ha añadido cianocobalamina) sí que podrían aportar este nutriente (15).

Los expertos recomiendan obtener la B12 mediante el consumo de productos fortificados o suplementos (15). La mayoría de complementos contendrá cianocobalamina, aunque también podrás encontrar variantes como la metilcobalamina, la hidroxicobalamina y la adenocobalamina. ¿Quieres saber más sobre estos productos? No te pierdas nuestro artículo sobre suplementos de vitamina B12.

Mujer organizando sus comidas

Consulta con tu médico para evitar la carencia de vitamina B12 en niños, ancianos o embarazadas.
(Fuente: Kachmar: 115514561/ 123rf.com)

No te olvides de los más frágiles

El déficit de vitamina B12 puede tener consecuencias especialmente graves sobre la salud de niños, ancianos y embarazadas. Los más pequeños podrían desarrollar serios problemas neurológicos debido a esta carencia, las futuras mamás podrían poner en peligro su embarazo y los mayores de la casa podrían sufrir demencia o problemas de visión (19, 20, 21).

Ponte en contacto con un médico o con un nutricionista antes de alimentar a tus hijos con una dieta vegana. Las embarazadas veganas deberían contar con un especialista que les facilite la información y suplementación necesaria. Y los mayores de la casa también deberían discutir con un clínico los pasos a seguir si optan por seguir una dieta cruelty-free.

Resumen

La vitamina B12 es un nutriente esencial para mantener a nuestro organismo en plena forma. Nuestros glóbulos rojos y nuestro cerebro nos agradecerán que incluyamos esta molécula en nuestra dieta. Desgraciadamente, al estar presente de forma exclusiva en los productos de origen animal, es posible que los veganos puedan llegar a sufrir una carencia de B12.

Los adeptos a la dieta plant-based pueden introducir en su dieta alimentos fortificados con formas artificiales de B12, aunque algunos expertos recomiendan ser mucho más cuidadosos. La suplementación regular y un control médico periódico podría ser una opción más segura para los más frágiles. ¿Y tú? ¿Incluyes alimentos con B12 en tu dieta o recurres a los suplementos?

Si esta guía te ha ayudado a descubrir los alimentos con vitamina B12, por favor, deja un comentario y comparte este artículo.

(Fuente de la imagen destacada: Elena: 74297734/ 123rf.com)

Referencias (21)

1. Brito A, Hertrampf E, Olivares M, Gaitán D, Sánchez H, Allen LH, et al. Folatos y vitamina B12 en la salud humana. Rev Med Chil [Internet]. 2012 Nov ;140(11):1464–75.
Fuente

2. Informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) sobre Ingestas Nutricionales de Referencia para la población española
Fuente

3. Foods highest in Vitamin B12 [Internet].
Fuente

4. Bennink Mr, Ono K. Vitamin B12, E and D Content of Raw and Cooked Beef. J Food Sci [Internet]. 1982 ;47(6):1786–92.
Fuente

5. Czerwonka M, Szterk A, Waszkiewicz-Robak B. Vitamin B12 content in raw and cooked beef. Meat Sci [Internet]. 2014 ;96(3):1371–5.
Fuente

6. Ankar A, Bhimji SS. Vitamin B12 Deficiency (Cobalamin) [Internet]. StatPearls. StatPearls Publishing; 2018 .
Fuente

7. González-Tarrío L, Fontana M, Romero J. Degeneración combinada subaguda medular, una complicación infrecuente de un problema frecuente en la práctica clínica: El déficit de vitamina B12. Semergen [Internet]. 2008 Oct 1 ;34(8):417–9.
Fuente

8. O’Leary F, Samman S. Vitamin B12 in Health and Disease. Nutrients [Internet]. 2010 Mar 5 ;2(3):299–316.
Fuente

9. Formoso Fernando, Orosa Elvira CA. Guía clínica de Anemia perniciosa [Internet]. Elsevier. 2013 .
Fuente

10. Aroda VR, Edelstein SL, Goldberg RB, Knowler WC, Marcovina SM, Orchard TJ, et al. Long-term metformin use and vitamin B12 deficiency in the diabetes prevention program outcomes study. J Clin Endocrinol Metab [Internet]. 2016 ;101(4):1754–61.
Fuente

11. Pawlak R, Parrott SJ, Raj S, Cullum-Dugan D, Lucus D. How prevalent is vitamin B12 deficiency among vegetarians? [Internet]. Vol. 71, Nutrition Reviews. 2013 . p. 110–7.
Fuente

12. Vitamin B12 Deficiency – Disorders of Nutrition – MSD Manual Consumer Version [Internet].
Fuente

13. Cyanocobalamin – an overview | ScienceDirect Topics [Internet].
Fuente

14. Carmel R. Efficacy and safety of fortification and supplementation with vitamin B12: Biochemical and physiological effects. In: Food and Nutrition Bulletin [Internet]. 2008 .
Fuente

15. What Every Vegan Should Know About Vitamin B12 | The Vegan Society [Internet].
Fuente

16. Norris J, Messina G. B12 in Plant Foods. VeganHealth.org [Internet]. 2015 ;1–13.
Fuente

17. Watanabe F, Bito T. Vitamin B12 sources and microbial interaction. Exp Biol Med [Internet]. 2018 Jan 1 ;243(2):148–58.
Fuente

18. Watanabe F, Yabuta Y, Bito T, Teng F. Vitamin B12-containing plant food sources for vegetarians [Internet]. Vol. 6, Nutrients. MDPI AG; 2014 . p. 1861–73.
Fuente

19. Venkatramanan S, Armata IE, Strupp BJ, Finkelstein JL. Vitamin B-12 and Cognition in Children. Adv Nutr [Internet]. 2016 Sep 1 ;7(5):879–88.
Fuente

20. Andrès E, Loukili NH, Noel E, Kaltenbach G, Ben Abdelgheni M, Perrin AE, et al. Vitamin B12 (cobalamin) deficiency in elderly patients [Internet]. Vol. 171, CMAJ. 2004 . p. 251–9.
Fuente

21. Martínez-Cañamero A, Sánchez Muñoz B, Herrera Contreras I, Ocaña Pérez E, Gassó Campos M. Vitamin B12 and folic acid levels in the first trimester of pregnancy in a hospital in Jaen (Spain). Rev del Lab Clin [Internet]. 2013 Oct 1 ;6(4):151–6.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Anabel Rodríguez Graduada en medicina
Graduada en Medicina. Mi misión: Utilizar el método científico para encontrar nuevas formas de potenciar el rendimiento deportivo e intelectual de las personas sanas. Mi público: Aquellas personas que deseen información sobre la suplementación basada en la evidencia. Mis suplementos favoritos: L-teanina y vitaminas del grupo B.
Artículo científico
Brito A, Hertrampf E, Olivares M, Gaitán D, Sánchez H, Allen LH, et al. Folatos y vitamina B12 en la salud humana. Rev Med Chil [Internet]. 2012 Nov ;140(11):1464–75.
Ir a la fuente
Documento Oficial
Informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) sobre Ingestas Nutricionales de Referencia para la población española
Ir a la fuente
Web oficial
Foods highest in Vitamin B12 [Internet].
Ir a la fuente
Artículo científico
Bennink Mr, Ono K. Vitamin B12, E and D Content of Raw and Cooked Beef. J Food Sci [Internet]. 1982 ;47(6):1786–92.
Ir a la fuente
Artículo científico
Czerwonka M, Szterk A, Waszkiewicz-Robak B. Vitamin B12 content in raw and cooked beef. Meat Sci [Internet]. 2014 ;96(3):1371–5.
Ir a la fuente
Libro online
Ankar A, Bhimji SS. Vitamin B12 Deficiency (Cobalamin) [Internet]. StatPearls. StatPearls Publishing; 2018 .
Ir a la fuente
Artículo científico
González-Tarrío L, Fontana M, Romero J. Degeneración combinada subaguda medular, una complicación infrecuente de un problema frecuente en la práctica clínica: El déficit de vitamina B12. Semergen [Internet]. 2008 Oct 1 ;34(8):417–9.
Ir a la fuente
Artículo científico
O’Leary F, Samman S. Vitamin B12 in Health and Disease. Nutrients [Internet]. 2010 Mar 5 ;2(3):299–316.
Ir a la fuente
Guía clínica
Formoso Fernando, Orosa Elvira CA. Guía clínica de Anemia perniciosa [Internet]. Elsevier. 2013 .
Ir a la fuente
Artículo científico
Aroda VR, Edelstein SL, Goldberg RB, Knowler WC, Marcovina SM, Orchard TJ, et al. Long-term metformin use and vitamin B12 deficiency in the diabetes prevention program outcomes study. J Clin Endocrinol Metab [Internet]. 2016 ;101(4):1754–61.
Ir a la fuente
Artículo científico
Pawlak R, Parrott SJ, Raj S, Cullum-Dugan D, Lucus D. How prevalent is vitamin B12 deficiency among vegetarians? [Internet]. Vol. 71, Nutrition Reviews. 2013 . p. 110–7.
Ir a la fuente
Libro de texto
Vitamin B12 Deficiency – Disorders of Nutrition – MSD Manual Consumer Version [Internet].
Ir a la fuente
Libro online
Cyanocobalamin – an overview | ScienceDirect Topics [Internet].
Ir a la fuente
Artículo científico
Carmel R. Efficacy and safety of fortification and supplementation with vitamin B12: Biochemical and physiological effects. In: Food and Nutrition Bulletin [Internet]. 2008 .
Ir a la fuente
Web oficial The Vegan Society
What Every Vegan Should Know About Vitamin B12 | The Vegan Society [Internet].
Ir a la fuente
Web oficial
Norris J, Messina G. B12 in Plant Foods. VeganHealth.org [Internet]. 2015 ;1–13.
Ir a la fuente
Artículo científico
Watanabe F, Bito T. Vitamin B12 sources and microbial interaction. Exp Biol Med [Internet]. 2018 Jan 1 ;243(2):148–58.
Ir a la fuente
Artículo científico
Watanabe F, Yabuta Y, Bito T, Teng F. Vitamin B12-containing plant food sources for vegetarians [Internet]. Vol. 6, Nutrients. MDPI AG; 2014 . p. 1861–73.
Ir a la fuente
Artículo científico
Venkatramanan S, Armata IE, Strupp BJ, Finkelstein JL. Vitamin B-12 and Cognition in Children. Adv Nutr [Internet]. 2016 Sep 1 ;7(5):879–88.
Ir a la fuente
Artículo científico
Andrès E, Loukili NH, Noel E, Kaltenbach G, Ben Abdelgheni M, Perrin AE, et al. Vitamin B12 (cobalamin) deficiency in elderly patients [Internet]. Vol. 171, CMAJ. 2004 . p. 251–9.
Ir a la fuente
Artículo científico
Martínez-Cañamero A, Sánchez Muñoz B, Herrera Contreras I, Ocaña Pérez E, Gassó Campos M. Vitamin B12 and folic acid levels in the first trimester of pregnancy in a hospital in Jaen (Spain). Rev del Lab Clin [Internet]. 2013 Oct 1 ;6(4):151–6.
Ir a la fuente