destacada
Última actualización: 24/09/2020

Nuestro método

57Productos analizados

15Horas invertidas

24Estudios evaluados

296Comentarios recaudados

Llevar un estilo de vida activo, una alimentación saludable y buenos hábitos deben ser los pilares de nuestra salud. En adición, los suplementos alimenticios pueden darnos un “empujoncito” en esta dirección, especialmente si nuestro cuerpo no es capaz de lograrlo por sí mismo.

Aquí es donde entra la betaína, conocida también como betaína anhidra o trimetilglicina (TMG). Este nutriente es un compuesto químico que podría utilizarse para proteger al corazón, al sistema nervioso e incluso promover el rendimiento físico. ¿Será cierto todo lo que dicen sobre ella? ¡Averígualo en nuestro artículo!

100% GRATIS & EXCLUSIVO

Newsletter semanal sobre nutrición y suplementos

¡Suscríbete GRATIS a los newsletter de nuestro socio The Hidden Portal y conviértete en un experto en nutrición y suplementos! Recibirás los correos cómodamente en tu email. Esta oferta es limitada y exclusiva para los visitantes de GUIADESUPLEMENTOS.

* Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento con tan solo un clic.

Un servicio de

Lo más importante

  • La betaína anhidra o trimetilglicina (TMG) es un compuesto químico que podría ayudar a regular los niveles de compuestos posiblemente nocivos, como la homocisteína.
  • Adicionalmente, la betaína podría favorecer la salud de nuestras neuronas e incluso mejorar nuestro rendimiento físico.
  • Los suplementos de betaína pueden conseguirse en el mercado online. Sin embargo, deben utilizarse con precaución y bajo el consejo de un profesional de la salud, ya que se sabe poco sobre sus efectos secundarios.

Los mejores productos de betaína: nuestras recomendaciones

Si quieres explorar los mejores suplementos de betaína anhidra en el mercado online, pero no sabes por dónde comenzar, ¡ya no te tienes que preocupar! Pues hemos creado este increíble ranking para que elijas el mejor producto para ti.

La betaína en tabletas con la dosis más alta

Este producto no contiene trigo, gluten, soja, leche, huevo o ingredientes de origen animal. Cada tableta aporta 1000 miligramos de betaína y se recomienda el consumo de 3 al día.

Elegimos este suplemento estrella gracias a que se puede adaptar a distintas sensibilidades alimentarias mientras proporciona una de las dosis más altas de betaína. Adicionalmente, ¡es completamente vegano!

La betaína en tabletas con la mejor relación calidad-precio

Suplemento de betaína anhidra que aporta 500 miligramos de este componente por dosis. Se recomienda tomar 1 tableta al día con abundante agua.

Este suplemento de betaína es nuestra elección, ya que contiene 120 tabletas por envase, aportando una excelente dosis a un precio muy accesible.

La betaína en cápsulas apta para dietas vegetarianas

Producto fabricado en los Estados Unidos bajo las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM). Cada cápsula líquida aporta 500 miligramos de betaína y se recomienda el consumo de dos cápsulas al día.

Hemos elegido este producto gracias a su presentación en cápsulas de contenido líquido, las certificaciones que lo avalan y porque es completamente vegetariano.

El mejor suplemento de cristales de betaína

Suplemento de betaína anhidra en polvo que aporta 650 miligramos de este compuesto por dosis. Se recomienda combinar 1 cucharada al ras con un vaso de agua o zumo.

Si no eres fan de tragar pastillas y quieres un suplemento fácil de tomar, ¡esta es una excelente opción! Al combinarlo con tus zumos o batidos favoritos puedes disfrutar de la betaína anhidra sin mucho esfuerzo.

El mejor suplemento vegano de betaína con ingredientes naturales

Este suplemento con ingredientes naturales aporta 1500 miligramos de betaína por dosis. Se recomienda la toma de hasta 3 cápsulas al día 30 minutos antes de las comidas o 2 horas después de comer.

Este suplemento vegano es de nuestra elección, pues no contiene colorantes ni saborizantes artificiales. Adicionalmente, es apto para dietas veganas, para intolerantes a la lactosa, al gluten y a la soja.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la betaína

La betaína es una sustancia reconocida por el efecto que tiene para disminuir los niveles de homocisteína en sangre, lo que es fundamental para la protección del corazón y para el tratamiento de ciertas enfermedades. No obstante, hay muchos más increíbles beneficios que tienes que conocer, ¡vamos allá!

La betaína podría prevenir e incluso mejorar las condiciones que afectan al corazón. (Fuente: Yastremska: 48256408/ 123rf.com)

¿Qué es la betaína?

La betaína, conocida también como betaína anhidra o betaína trimetilglicina (TMG), es un compuesto químico que se encuentra naturalmente en el cuerpo y se puede extraer de la melaza de la remolacha para la fabricación de suplementos o para la dieta (1).

Este compuesto puede ser utilizado para varias funciones en nuestro organismo, una de las más importantes es transformar la homocisteína (compuesto nocivo para nuestro sistema cardiovascular) para que no le haga daño a nuestro cuerpo y pueda ser desechada (2, 3).

Adicionalmente, esta sustancia es muy importante para la función de nuestro hígado, riñones y en la protección de las células de nuestro cuerpo (4).

Dra. Pratibha KarandeMédico general

“Los niveles altos de homocisteína son capaces de dañar la parte interna de nuestros vasos sanguíneos (endotelio)”.

¿Puedo conseguir la betaína en los alimentos?

La betaína puede conseguirse fácilmente en alimentos de origen animal y vegetal. Aquí están las comidas en donde la puedes encontrar y los miligramos de betaína que cada una aporta (5):

Alimento Contenido de betaína (por cada 100 gramos de alimento)
Salvado de trigo 1339 mg
Germen de trigo 1241 mg
Germen de trigo 1241 mg
Espinaca 600-645 mg
Remolacha 114-297 mg
Mariscos 219 mg
  Pan de trigo 201 mg

Lo mejor de la betaína en los alimentos es que esta también podría disminuir los niveles de homocisteína en sangre y brindar algunos de los beneficios que te comentaremos a continuación  (6).

Efectos de la betaína en los órganos y sistemas

La betaína puede facilitar la función de muchos órganos en nuestro cuerpo y protegerlos al mismo tiempo de ser dañados por agentes nocivos. A continuación, conocerás sus potenciales beneficios:

  • Protección del corazón: la betaína podría prevenir e incluso mejorar las condiciones que afectan al corazón (7). Esto se debe a que podría disminuir los niveles de colesterol “malo” (LDL) en la sangre que se “pega” a nuestras arterias y de la homocisteína que también puede afectarlas (2, 3, 8). Por el contrario, bajos niveles de betaína en sangre se han asociado a un aumento de las enfermedades del corazón (9).
  • Prevención del “hígado graso”: la betaína podría proteger a nuestro hígado de acumular un exceso de grasas, que a la larga podrían impactar negativamente en el funcionamiento de este órgano (6). Este efecto protector podría beneficiar especialmente a personas que padecen de diabetes y obesidad (10).
  • Eliminación de sustancias “dañinas”: la betaína anhidra puede usarse para reducir la homocisteína en sangre, transformando esta sustancia en un compuesto “inocuo” que puede eliminarse con facilidad. Este compuesto parece estar involucrado en las enfermedades del corazón  y del cerebro (Alzheimer y demencia) (2, 3, 4), por lo que el uso de betaína para prevenir su aumento es de gran interés en el mundo médico.
  • Mejora de la digestión: existe una forma específica de este compuesto llamada betaína HCL o clorhidrato de betaína. Podría usarse para mejorar la digestión y reducir síntomas de acidez estomacal (11, 12). No obstante, esta forma de betaína debe consumirse únicamente bajo indicación médica, ya que si se usa cuando no la necesitas tu sistema digestivo podría sufrir daños importantes.
  • Puede mejorar la salud de los riñones: según investigaciones,la betaína podría proteger a las células de los riñones de ser dañadas por sustancias tóxicas. (4, 13, 14).

La betaína puede conseguirse fácilmente en alimentos de origen animal y vegetal. (Fuente: Pogrebkov: 43498996/ 123rf.com)

La betaína para el rendimiento deportivo y la pérdida de grasa: ¿Funciona realmente?

El conocimiento sobre el uso de la betaína para mejorar el desempeño físico todavía es bastante limitado, ya que se necesitan más estudios en seres humanos para determinar su efecto.

Ciertos estudios han encontrado que la betaína podría mejorar el rendimiento físico aumentando la masa muscular , mientras que otros sugieren que aumenta la vitalidad, mas no la fuerza (17).

En cuanto a sus efectos para “eliminar” la grasa, las investigaciones sugieren que usar la betaína en suplementos o en la alimentación podría facilitar la pérdida de peso (18, 19). No obstante, todavía se necesitan resultados más concluyentes.

La betaína en el ámbito médico: Tratamiento para la homocistinuria

La homocistinuria es una enfermedad genética que afecta a la forma en la que el cuerpo humano metaboliza ciertas sustancias. En consecuencia, estos compuestos pueden acumularse y dañar a nuestros órganos y sistemas (20).

Los síntomas comienzan a desarrollarse desde la infancia y podrían comenzar con una dificultad del aprendizaje, problemas de la visión, retraso del crecimiento e incluso presentarse en niños más altos y delgados de lo normal.

El tratamiento de esta condición puede incluir vitamina B6, B12 y/o betaína dependiendo de la condición de cada individuo y la decisión del médico o pediatra de cabecera. No utilices betaína por tu cuenta para tratar esta condición.

El clorhidrato de betaína podría usarse para mejorar la digestión y reducir síntomas de acidez estomacal pero debe consumirse únicamente bajo indicación médica. (Fuente: Dolgachov: 61638684/ 123rf.com)

¿Puedo tener bajos niveles de betaína?

La betaína es un componente que se encuentra en muchos alimentos de la dieta, es por esto que su deficiencia no es común en un adulto saludable. Podrías sufrir de bajos niveles de betaína si:

  • Sufres de desnutrición o alcoholismo
  • Tienes problemas intestinales que dificultan la absorción de los nutrientes
  • Padeces de enfermedades de los riñones
  • Has sido diagnosticado de cualquier otra enfermedad grave

Los síntomas que acompañan a los bajos niveles de betaína en sangre usualmente se deben a un aumento en los niveles de homocisteína. Estos son los más comunes (21):

  • Osteoporosis
  • Alteraciones de la visión
  • Formación de coágulos sanguíneos
  • Endurecimiento de las arterias (arteriosclerosis)
  • Ataques cardíacos
  • Accidentes cerebrovasculares
  • Demencia

Si sospechas que podrías padecer de bajos niveles de betaína, la mejor opción es ponerte en contacto con tu médico de cabecera de forma inmediata o acudir a tu centro de salud más cercano.

Dosis de betaína

Los profesionales de la salud podrían recomendar diferentes dosis de betaína dependiendo de tus objetivos de bienestar.

Estas dosis pueden variar de 1.000 a 2.000 miligramos tres veces al día para el hígado graso o 3.000 miligramos dos veces al día para el tratamiento de la homocisteinuria (22). Sin embargo, no aconsejamos que te automediques con betaína sin antes consultar con tu médico.

La betaína podría favorecer la salud de nuestras neuronas e incluso mejorar nuestro rendimiento físico. (Fuente: Ferli: 117927078/ 123rf.com)

¿Cómo se toma la betaína?

Para asegurarte de que estás consumiendo la betaína de forma correcta, sigue nuestros consejos:

  • Si consumes betaína en polvo o líquida, utiliza implementos de medición adecuados
  • Puedes tomar betaína a cualquier hora del día, con o sin las comidas
  • Mantén el producto en lugares secos a temperatura ambiente (nunca lo almacenes en el baño)
  • Guarda los productos fuera del alcance de los niños
  • Sigue las instrucciones del fabricante para mejores resultados
  • Consulta a tu médico antes de comenzar tu tratamiento

Precauciones para los suplementos de betaína

A pesar de que debas consumir alimentos ricos en betaína de forma regular, los suplementos podrían no ser aptos para ti. Evita el uso de betaína si (22):

  • Tienes problema de los riñones o el hígado
  • Estás embarazada o dando lactancia materna
  • Eres menor de edad
  • Tienes niveles altos de colesterol “malo” en sangre (LDL)
  • Eres alérgico a cualquier componente de la fórmula

Puedes tomar betaína a cualquier hora del día, con o sin las comidas. (Fuente: Pukkato: 83600661/ 123rf.com)

Efectos adversos de la betaína: ¿Cuándo debo consultar a mi médico?

La betaína podría producir efectos secundarios leves como náuseas o malestar estomacal. Sin embargo, hay algunos síntomas que podrían requerir atención médica inmediata (22):

  • Confusión
  • Somnolencia
  • Cambios de conducta (agresividad o apatía)
  • Vómitos
  • Aumento del colesterol en sangre
  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento

Llama a tu médico inmediatamente si presenta cualquier síntoma inesperado durante tu tratamiento con betaína.

Criterios de compra

Si quieres elegir el mejor suplemento de betaína en el mercado online y no sabes por dónde comenzar, nosotros hemos creado esta pequeña guía que podrá servirte para elegir el producto perfecto para ti. ¡Comencemos!

Formas de presentación

Para aprovechar la betaína al máximo, es importante que elijas la forma de presentación que mejor se adapte a tus preferencias. Por esta razón, te presentamos aquí los beneficios y desventajas de cada una:

Forma de presentación Beneficios Desventajas
Polvo (cristales o pulverizado) Pueden combinarse con tus bebidas favoritas

Es más fácil de tragar que tabletas o comprimidos

Requiere de una medición precisa

Dosis más costosa

Cápsulas o comprimidos Forma más económica

Fácil de transportar

Dosis mejor establecidas

Pueden ser difíciles de tragar

Ingredientes adicionales

Puedes encontrar la betaína en combinación con los siguientes ingredientes:

  • Ácido fólico: también conocido como vitamina B9, el ácido fólico es una vitamina fundamental para la función de las células, la utilización de proteínas, la creación de glóbulos rojos y la producción de nuestro ADN .
  • Vitamina B6: vitamina esencial para la función del cerebro y el sistema inmune .
  • Vitamina B12: ayuda en el metabolismo de las proteínas, la producción de glóbulos rojos y la protección del cerebro .

Estos ingredientes son usualmente agregados a la fórmula para mejorar el efecto y la absorción de la betaína.

Consulta a tu médico antes de comenzar tu tratamiento. (Fuente: Guzhva: 41697353/ 123rf.com)

Dietas veganas y vegetarianas

La betaína puede encontrarse en productos de origen animal y vegetal. En los suplementos, muchas veces es apto para las dietas veganas, sin embargo, quédate atento a lo siguiente:

  • Algunos productos encapsulados podrían contener gelatinas (producto de origen animal)
  • La betaína puede combinarse con otros ingredientes, asegúrate de que estos sean de origen vegetal
  • No consumas ningún producto que no haya sido certificado como vegano o vegetariano
Eric BergExperto en medicina alternativa

“La betaína HCL es capaz de disminuir el pH del estómago (aumentar la acidez), lo que ayuda a digerir nutrientes con mayor facilidad”.

Sensibilidades alimentarias

Si padeces de alguna alergia o sensibilidad alimentaria, ciertos productos de betaína podrían no ser para ti.

Asegúrate de leer los ingredientes incluidos en el excipiente del producto. Además, ante cualquier duda, consulta a tu médico o farmacéutico de confianza sobre tus sensibilidades alimentarias y los productos que mejor se adapten a ella.

Por último, recuerda solo utilizar productos que hayan sido etiquetados apropiadamente y que sean de fuentes confiables.

Resumen

La betaína es un componente muy importante para la salud de nuestro cuerpo. Asimismo, puede intervenir en la función de nuestro hígado, corazón, arterias y venas, ser una increíble adición a tus rutinas de ejercicio y utilizarse en la terapia de ciertas condiciones de salud (bajo estricta vigilancia médica).

Puede que todavía quede mucho por conocer sobre la betaína y sus usos, sin embargo, lo que se sabe hasta la fecha inspira su estudio y aplicación en el futuro.

Si te ha sorprendido todo lo que puede hacer la betaína, déjanos un comentario y no olvides compartir nuestro artículo.

(Fuente de la imagen destacada: Kotin: 117102233/ 123rf.com)

Referencias (25)

1. Swan H, Karalazos A. Las melazas y sus derivadoS. Rev. Tecn. Geplacea. 1990. (19): 78-82.
Fuente

2. Mcrae MP. Betaine supplementation decreases plasma homocysteine in healthy adult participants: a meta-analysis. Journal of Chiropractic Medicine. 2013;12(1):20–5.
Fuente

3. Feng Q, Kalari K, Fridley BL, et al. Betaine-homocysteine methyltransferase: human liver genotype-phenotype correlation. Mol Genet Metab. 2011;102(2):126-133.
Fuente

4. Kempson SA, Zhou Y, Danbolt NC. The betaine/GABA transporter and betaine: roles in brain, kidney, and liver. Frontiers in Physiology. 2014;5.
Fuente

5. Craig SA. Betaine in human nutrition. The American Journal of Clinical Nutrition. 2004;80(3):539–49.
Fuente

6. Lee JE, Jacques PF, Dougherty L, et al. Are dietary choline and betaine intakes determinants of total homocysteine concentration?. Am J Clin Nutr. 2010;91(5):1303-1310.
Fuente

7. Wald DS, Law M, Morris JK. Homocysteine and cardiovascular disease: evidence on causality from a meta-analysis. BMJ. 2002;325(7374):1202.
Fuente

8. Konstantinova SV, Tell GS, Vollset SE, Nygård O, Bleie Ø, Ueland PM. Divergent associations of plasma choline and betaine with components of metabolic syndrome in middle age and elderly men and women. J Nutr. 2008;138(5):914-920.
Fuente

9. Lever M, George PM, Atkinson W, et al. Plasma lipids and betaine are related in an acute coronary syndrome cohort. PLoS One. 2011;6(7):e21666.
Fuente

10. Patrick L. Nonalcoholic fatty liver disease: relationship to insulin sensitivity and oxidative stress. Treatment approaches using vitamin E, magnesium, and betaine. Altern Med Rev. 2002;7(4):276-291.
Fuente

11. Yago M. y Cols. Gastric Re-acidification with Betaine HCl in Healthy Volunteers with Rabeprazole-Induced Hypochlorhydria. Molecular Pharmaceutics. 2014.
Fuente

12. Guilliams TG, Drake LE. Meal-Time Supplementation with Betaine HCl for Functional Hypochlorhydria: What is the Evidence? Integr Med (Encinitas). 2020 Feb;19(1):32-36.
Fuente

13. PLiu YL, Pan Y, Wang X, Fan CY, Zhu Q, Li JM, Wang SJ, Kong LD. Betaine reduces serum uric acid levels and improves kidney function in hyperuricemic mice. Planta Med. 2014 Jan;80(1):39-47. doi: 10.1055/s-0033-1360127. Epub 2013 Dec 11.
Fuente

14. Ghartavol MM, Aziz SGG, Babaei G, Farjah GH, Ansari MHK. The protective impact of betaine on the tissue structure and renal function in isoproterenol‐induced myocardial infarction in rat. Molecular Genetics & Genomic Medicine. 2019;7(4).
Fuente

15. Lee EC, Maresh CM, Kraemer WJ, Yamamoto LM, Hatfield DL, Bailey BL, Armstrong LE, Volek JS, McDermott BP, Craig SA. Ergogenic effects of betaine supplementation on strength and power performance. J Int Soc Sports Nutr. 2010 Jul 19;7:27.
Fuente

16. Hoffman JR, Ratamess NA, Kang J, Rashti SL, Faigenbaum AD. Effect of betaine supplementation on power performance and fatigue. J Int Soc Sports Nutr. 2009 Feb 27;6:7.
Fuente

17. Cholewa JM, Wyszczelska-Rokiel M, Glowacki R, Jakubowski H, Matthews T, Wood R, et al. Effects of betaine on body composition, performance, and homocysteine thiolactone. Journal of the International Society of Sports Nutrition. 2013;10(1).
Fuente

18. Cholewa JM, Hudson A, Cicholski T, Cervenka A, Barreno K, Broom K, et al. The effects of chronic betaine supplementation on body composition and performance in collegiate females: a double-blind, randomized, placebo controlled trial. Journal of the International Society of Sports Nutrition. 2018;15(1).
Fuente

19. Ismaeel A. Effects of Betaine Supplementation on Muscle Strength and Power: A Systematic Review. J Strength Cond Res. 2017 Aug;31(8):2338-2346.
Fuente

20. Homocistinuria: MedlinePlus enciclopedia médica [Internet]. MedlinePlus. U.S. National Library of Medicine; 2020.
Fuente

21. Beckerman J. Homocysteine Levels: How They Effect Your Risk for Heart Disease [Internet]. 2020.
Fuente

22. Betaine Anhydrous: Uses, Side Effects, Interactions, Dosage, and Warning [Internet]. WebMD. WebMD.2020.
Fuente

23. Ácido fólico en la dieta: MedlinePlus enciclopedia médica [Internet]. MedlinePlus. U.S. National Library of Medicine.
Fuente

24. Escrito por el personal de Mayo Clinic. Vitamina B-6 [Internet]. Mayo Clinic. Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
Fuente

25. Vitamina B12: MedlinePlus enciclopedia médica [Internet]. MedlinePlus. U.S. National Library of Medicine.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Angélica Collado Graduada en medicina
Mi objetivo es seguir la evolución constante del mundo de la salud. Me apasiona encontrar nuevas y mejores maneras de disfrutar la vida sana y de aliviar la enfermedad.
Libro de texto
Swan H, Karalazos A. Las melazas y sus derivadoS. Rev. Tecn. Geplacea. 1990. (19): 78-82.
Ir a la fuente
Metaanálisis
Mcrae MP. Betaine supplementation decreases plasma homocysteine in healthy adult participants: a meta-analysis. Journal of Chiropractic Medicine. 2013;12(1):20–5.
Ir a la fuente
Estudio in vitro
Feng Q, Kalari K, Fridley BL, et al. Betaine-homocysteine methyltransferase: human liver genotype-phenotype correlation. Mol Genet Metab. 2011;102(2):126-133.
Ir a la fuente
Artículo científico
Kempson SA, Zhou Y, Danbolt NC. The betaine/GABA transporter and betaine: roles in brain, kidney, and liver. Frontiers in Physiology. 2014;5.
Ir a la fuente
Artículo científico
Craig SA. Betaine in human nutrition. The American Journal of Clinical Nutrition. 2004;80(3):539–49.
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Lee JE, Jacques PF, Dougherty L, et al. Are dietary choline and betaine intakes determinants of total homocysteine concentration?. Am J Clin Nutr. 2010;91(5):1303-1310.
Ir a la fuente
Metaanálisis
Wald DS, Law M, Morris JK. Homocysteine and cardiovascular disease: evidence on causality from a meta-analysis. BMJ. 2002;325(7374):1202.
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Konstantinova SV, Tell GS, Vollset SE, Nygård O, Bleie Ø, Ueland PM. Divergent associations of plasma choline and betaine with components of metabolic syndrome in middle age and elderly men and women. J Nutr. 2008;138(5):914-920.
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Lever M, George PM, Atkinson W, et al. Plasma lipids and betaine are related in an acute coronary syndrome cohort. PLoS One. 2011;6(7):e21666.
Ir a la fuente
Artículo científico
Patrick L. Nonalcoholic fatty liver disease: relationship to insulin sensitivity and oxidative stress. Treatment approaches using vitamin E, magnesium, and betaine. Altern Med Rev. 2002;7(4):276-291.
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Yago M. y Cols. Gastric Re-acidification with Betaine HCl in Healthy Volunteers with Rabeprazole-Induced Hypochlorhydria. Molecular Pharmaceutics. 2014.
Ir a la fuente
Artículo científico
Guilliams TG, Drake LE. Meal-Time Supplementation with Betaine HCl for Functional Hypochlorhydria: What is the Evidence? Integr Med (Encinitas). 2020 Feb;19(1):32-36.
Ir a la fuente
Estudio en ratas
PLiu YL, Pan Y, Wang X, Fan CY, Zhu Q, Li JM, Wang SJ, Kong LD. Betaine reduces serum uric acid levels and improves kidney function in hyperuricemic mice. Planta Med. 2014 Jan;80(1):39-47. doi: 10.1055/s-0033-1360127. Epub 2013 Dec 11.
Ir a la fuente
Estudio en ratas
Ghartavol MM, Aziz SGG, Babaei G, Farjah GH, Ansari MHK. The protective impact of betaine on the tissue structure and renal function in isoproterenol‐induced myocardial infarction in rat. Molecular Genetics & Genomic Medicine. 2019;7(4).
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Lee EC, Maresh CM, Kraemer WJ, Yamamoto LM, Hatfield DL, Bailey BL, Armstrong LE, Volek JS, McDermott BP, Craig SA. Ergogenic effects of betaine supplementation on strength and power performance. J Int Soc Sports Nutr. 2010 Jul 19;7:27.
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Hoffman JR, Ratamess NA, Kang J, Rashti SL, Faigenbaum AD. Effect of betaine supplementation on power performance and fatigue. J Int Soc Sports Nutr. 2009 Feb 27;6:7.
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Cholewa JM, Wyszczelska-Rokiel M, Glowacki R, Jakubowski H, Matthews T, Wood R, et al. Effects of betaine on body composition, performance, and homocysteine thiolactone. Journal of the International Society of Sports Nutrition. 2013;10(1).
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Cholewa JM, Hudson A, Cicholski T, Cervenka A, Barreno K, Broom K, et al. The effects of chronic betaine supplementation on body composition and performance in collegiate females: a double-blind, randomized, placebo controlled trial. Journal of the International Society of Sports Nutrition. 2018;15(1).
Ir a la fuente
Revisión sistemática
Ismaeel A. Effects of Betaine Supplementation on Muscle Strength and Power: A Systematic Review. J Strength Cond Res. 2017 Aug;31(8):2338-2346.
Ir a la fuente
Web oficial
Homocistinuria: MedlinePlus enciclopedia médica [Internet]. MedlinePlus. U.S. National Library of Medicine; 2020.
Ir a la fuente
Web oficial
Beckerman J. Homocysteine Levels: How They Effect Your Risk for Heart Disease [Internet]. 2020.
Ir a la fuente
Web oficial
Betaine Anhydrous: Uses, Side Effects, Interactions, Dosage, and Warning [Internet]. WebMD. WebMD.2020.
Ir a la fuente
Web oficial
Ácido fólico en la dieta: MedlinePlus enciclopedia médica [Internet]. MedlinePlus. U.S. National Library of Medicine.
Ir a la fuente
Web oficial
Escrito por el personal de Mayo Clinic. Vitamina B-6 [Internet]. Mayo Clinic. Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
Ir a la fuente
Web oficial
Vitamina B12: MedlinePlus enciclopedia médica [Internet]. MedlinePlus. U.S. National Library of Medicine.
Ir a la fuente