Seguramente has oído acerca de los asombrosos beneficios de la chía para bajar el colesterol y cuidar la salud del corazón. Pero, ¿conoces todas sus propiedades? ¿Sabes cómo incorporarla para aprovechar al máximo su valor nutricional y funcional?

Además de ser un ingrediente estrella de la dieta cardioprotectora, esta semilla ofrece otras ventajas que van desde facilitar la pérdida de peso y regular la función intestinal hasta reducir la tensión arterial y retrasar el envejecimiento.

Contenidos

Lo más importante

  • La chía se destaca por su aporte de grasas omega 3 (ácido alfa-linolénico) y omega 6, fibra alimentaria y proteínas que son fuentes de aminoácidos esenciales. Asimismo, es una excelente fuente de minerales: potasio, calcio, hierro, zinc, fósforo, magnesio y cobre.
  • Se puede incorporar en forma de semillas, polvo, harina, cápsulas o aceite de chía, según las preferencias y necesidades de quien las consuma.
  • La chía es considerada un alimento funcional. Además, es tipificada como una semilla nutracéutica porque es de origen natural y tiene efectos beneficiosos para la salud que han sido comprobados científicamente: disminución de la tensión arterial, reducción del riesgo de infarto cardíaco y accidentes cerebrovasculares, mejora del rendimiento deportivo, etc.

Los mejores suplementos de chía del mercado: nuestras recomendaciones

En el mercado abundan los suplementos a base de chía, con distintos fines nutricionales y terapéuticos. Los productos no solo varían en su forma de presentación -aceite, cápsula, polvo o semilla-, sino que el perfil nutricional y las propiedades terapéuticas también cambian considerablemente. Nuestro ranking incluye los mejores suplementos de chía y un contundente análisis sobre los mismos para que puedas tomar una decisión acertada.

La mejor opción para celíacos (sin gluten)

30 cápsulas blandas de 500 mg de aceite de chía. Se aconseja tomar de 1 a 2 cápsulas al día con almuerzo y/o cena. Sabor neutro. Las cápsulas son de gelatina y no se menciona si la chía de la cual se extrae el aceite ha sido cultivada ecológicamente. Por ello, no es recomendable para veganos. Apta para celíacos.

Cada cápsula contiene puro aceite de chía, por lo cual aporta omega 3 y omega 6, además de vitamina E (tocoferol). Ideal para quienes desean reducir sus niveles de colesterol y triglicéridos sanguíneos o para quienes deseen prevenir eventos cardiovasculares. La vitamina E le confiere propiedades antioxidantes.

La mejor semilla de chía en polvo

250 gramos de chía molida hasta obtener un polvo fácil de vehiculizar en zumos, yogures, licuados, o bien se puede mezclar con harinas para elaborar pastelería diversa, como tortitas, crepes, panes y bizcochos. La dosis recomendada es de 5 a 20 gramos diarios. Garantía de chía de origen orgánico. Es apta para celíacos y veganos.

Fuente de grasas omega 3 y 6, pero también de fibra dietética, proteína, carbohidratos complejos y minerales, ya que se elabora a partir de la chía entera y no solo de su aceite. Actividad cardioprotectora, antioxidante y saciante. Muy buen aporte proteico para veganos y vegetarianos.

El mejor aceite de chía virgen, prensado en frío

250 ml de aceite de chía virgen, ecológico, extraído tras el prensado en frío de las semillas. Se recomienda tomar una cucharada sopera de este aceite al día. De sabor suave, se puede utilizar para condimentar ensaladas. La botella es suficiente para poco más de 1 mes. Excelente relación precio-cantidad-calidad. Apto para celíacos y veganos.

Su composición nutricional es casi idéntica a la de las cápsulas: ácidos grasos omega 3 y omega 6, más vitamina E antioxidante. Reduce el colesterol y los triglicéridos en sangre, mejora la circulación y previene la formación de coágulos que pueden provocar un infarto cardíaco, un accidente cerebrovascular o una trombosis venosa.

La mejor chía ecológica

90 cápsulas blandas de aceite de chía procedente de agricultura ecológica. El fabricante recomienda consumir 3 cápsulas al día, una con cada una de las comidas principales (desayuno, almuerzo y cena). El material de la cápsula es hipromelosa, una gelatina vegetal, por lo cual este suplemento es apto para veganos.

Fuente de omega 3 (ácido alfa-linolénico), omega 6 (ácido linoleico) y vitamina E antioxidante, el aceite contenido en estas cápsulas protege el corazón, los vasos sanguíneos y el cerebro del estrés oxidativo, reduce el riesgo de que se formen placas de ateromas en el interior de las arterias y ayuda a bajar el colesterol sanguíneo.

Las mejores semillas de chía enteras

2 kilogramos de semillas de chía enteras, 100% puras, sin gluten, alérgenos, ni pesticidas. Se pueden consumir crudas o molidas, mezcladas con bebidas o con preparaciones sólidas. Son prácticamente insípidas. La dosis diaria recomendada por el fabricante es de 15 gramos diarios. Excelente relación coste-rendimiento-calidad.

El valor nutricional de las semillas es muy similar al del polvo de chía, pero ligeramente más rico en fibra dietética. Las semillas de chía apoyan la pérdida de peso al suprimir el apetito y prolongar la sensación de saciedad. Además, ayudan a tratar el estreñimiento y mejorar la apariencia de la piel.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la chía

En este apartado encontrarás toda la información referente a los beneficios de la chía, su valor nutritivo y las recomendaciones y contraindicaciones (u observaciones) para su ingesta. Nuestro objetivo es que puedas evaluar si es el suplemento indicado para ti y, de ser así, conozcas las ventajas que obtendrás tras su consumo.

Pudding mit chía

Las semillas de chía enteras conservan sus principios nutritivos intactos porque no han sido procesadas.
(Fuente: Arzamasova: 43881357/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente la semilla de chía?

La semilla de chía (Salvia hispanica L) es un alimento milenario que fue utilizado por los Aztecas y los Mayas debido a sus propiedades nutricionales y medicinales. Estas semillas son muy pequeñas, de forma ovalada y color pardo grisáceo.

En promedio, 100 gramos aportan:

  • 550 Calorías
  • 12-16 gramos de carbohidratos complejos, de absorción lenta
  • 28-32 gramos de fibra dietética, principalmente insoluble
  • 20 gramos de proteínas de muy buena calidad
  • 34 gramos de grasas (Omega 3 alfa-linolénico y Omega 6 linoleico)
  • Nada de colesterol, como todos los alimentos de origen vegetal
  • Minerales: calcio, hierro, zinc, potasio, magnesio, cobre, fósforo
  • Antioxidantes: flavonoides, ácido clorogénico y ácido cafeico

A raíz de los beneficios comprobados científicamente tras el consumo regular de semillas de chía, se desarrollaron suplementos en forma de polvo, cápsula y aceite para facilitar su consumo. De esta manera, se concentran ciertos principios nutritivos para lograr determinados efectos para la salud.

¿Cuáles son las ventajas de consumir chía a diario?

La chía es un tesoro natural para la salud. Sus propiedades mejoran el funcionamiento de diversos órganos del cuerpo:

  • Corazón: menor riesgo de infarto y arritmias cardíacas.
  • Vasos sanguíneos: reducen los niveles de tensión arterial, glucemia y colesterol. El exceso en cualquiera de estos valores daña la estructura de los vasos sanguíneos y se considera un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardíacas y cerebrales, así como de problemas circulatorios (várices, celulitis, trombosis venosa).
  • Cerebro: disminución de la prevalencia de accidentes cerebrovasculares (ACV) y de patologías neurodegenerativas, como la enfermedad de Alzheimer. Mejora la función cognitiva.
  • Piel: retrasan el envejecimiento celular de la piel y, consecuentemente, mejora la apariencia y se forman menos arrugas.
  • Intestino: ayudan a tratar el estreñimiento y actúan como prebióticos, “alimentando” la flora bacteriana normal y saludable presente en el intestino.
  • Estómago: permanece un tiempo prolongado en el estómago y ocupa mucho volumen, lo cual se traduce en mayor sensación de saciedad y menor apetito.
  • Huesos y articulaciones: muy buen aporte de calcio para fortalecer los huesos y favorecer la mineralización ósea.El omega 3 posee propiedades antinflamatorias y ayuda a reducir la inflamación y el dolor articular.
  • Hígado: previene y colabora en el tratamiento del hígado graso no alcohólico.

¿La chía puede ayudar a bajar de peso?

La chía es una gran aliada para adelgazar porque reduce el apetito, pero, una vez más, todo depende de la forma en que se consuma la chía. Las cápsulas y el aceite no tienen el poder saciante de las semillas enteras y en polvo.
La semilla de chía contiene mucílagos, un tipo de fibra soluble que retiene agua y gelifica en el estómago.

Esto ralentiza digestión y hace que la persona que la ha consumido se sienta satisfecha durante varias horas, sin deseo de “picotear” alimentos entre comidas. Es clave acompañar la ingesta de chía con abundante agua para favorecer la formación de gel en el estómago y aprovechar su capacidad saciante.

Samuel DuránInvestigador de Nutrición y Dietética de la Universidad San Sebastián

“De nada sirve consumir los superalimentos si no se complementa con un estilo de alimentación saludable.”

¿Por qué se dice que la chía y sus suplementos son cardioprotectores?

Los efectos cardioprotectores de esta semilla y sus suplementos se deben a dos grupos de nutrientes:

  • Omega 3 y 6: tanto el omega 3 como el omega 6 ejercen un efecto hipolipemiante. Es decir, reducen los niveles de colesterol en la sangre.
  • El omega 3: posee otras funciones favorables para el corazón: disminuye el riesgo de arritmias y los triglicéridos y previene la formación de coágulos.
  • Antioxidantes: los flavonoles, el ácido clorogénico, la vitamina E y el ácido cafeico son poderosos antioxidantes presentes en la semilla de chía. Neutralizan los radicales libres que generan un daño oxidativo en las células del corazón y de los vasos sanguíneos.

¿Se puede reemplazar el omega 3 del pescado por el omega 3 de la chía?

Esta es una creencia muy común, pero la respuesta es NO. Existen distintos tipos de grasas omega 3: la chía contiene ácido alfa-linolénico (ALA), mientras que los pescados azules (sardina, arenque, salmón, caballa) aportan ácido docosahexanoico (DHA) y ácido eicosapentanoico (EPA). Los tres son esenciales y no se reemplazan entre sí.

European Food Safety Authority – EFSAAutoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos

“Se recomienda que las personas adultas consuman 2 gramos al día de ácido alfa-linolénico(ALA)”.

¿Cuál es la mejor manera de incorporar la chía para mejorar la apariencia de la piel?

Los máximos beneficios de la chía para retrasar el envejecimiento celular de la piel se logran al consumir la semilla entera o en polvo, ya que conservan todos los compuestos antioxidantes:

  • Vitamina E (tocoferol)
  • Flavonoles
  • Ácido clorogénico
  • Ácido cafeico

Los dos últimos son utilizados en los tratamientos de rejuvenecimiento facial. Indudablemente, el envejecimiento es un proceso natural e irreversible, pero también es cierto que aceleran este proceso el estrés oxidativo, una dieta de mala calidad, el estilo de vida sedentario, los contaminantes ambientales y el tabaquismo.
La ingesta regular de chía mejora la nutrición de la piel y suaviza la apariencia de arrugas y líneas de expresión.

Semillas de chía

Es posible consumir la chía en cuatro presentación distintas.
(Fuente: Hofacker: 20328369/ 123rf.om)

¿Se recomienda la semilla de chía para tratar el estreñimiento?

Las semillas de chía, ya sean enteras o trituradas, son altas en fibra insoluble y soluble. La fibra insoluble se encuentra en mayor proporción y es la responsable de aumentar el peristaltismo (movimiento) intestinal y acelerar la evacuación de las heces.

Estos beneficios no se obtienen al consumir las cápsulas o el aceite de chía. Por su parte, la fibra soluble de la chía absorbe gran cantidad de agua y gelifica, aportándole humedad a la materia fecal, lo cual facilita su expulsión. Este tipo de fibra es un estímulo intestinal moderado, que previene o trata el estreñimiento, sin provocar cólicos, hinchazón o flatulencias.

¿Qué significa que la chía sea un prebiótico?

La fibra soluble de la chía puede ser fermentada por la flora bacteriana del colon (la última porción del intestino), lo que estimula el crecimiento de las bacterias beneficiosas y limita el desarrollo de patógenos. Por eso, se dice que esta semilla es un prebiótico.

La actividad prebiótica de la chía regula la función intestinal e inhibe el crecimiento de células tumorales en el colon.
Para aprovechar los beneficios prebióticos de la chía, se debe consumir entera o en polvo.

Chía con fruta

La chía es ideal para aportar mayor valor nutricional a nuestras recetas.
(Fuente: Schweitzer: 56152467/ 123rf.com)

¿Qué contraindicaciones existen para el consumo de chía?

Más que contraindicaciones, existen ciertas “observaciones” para el consumo de chía:

  • Quienes tienen problemas de saciedad precoz: por ejemplo, luego de haberse sometido a un bypass o manga gástrica, deben evitar consumir la semilla entera o en polvo debido a que, cuando gelifica, aumenta notablemente su volumen. Sí puede resultar beneficiosa la cápsula blanda de chía.
  • En casos de diverticulitis: esto es, cuando una persona tiene divertículos en el colon y éstos se inflaman, debe evitar la semilla y el polvo de chía, pero puede consumir el aceite y las cápsulas.
  • En las personas con diverticulosis (divertículos en el colon): el consumo de semilla y polvo de chía es seguro. Hasta no hace muchos años existía el mito de que las semillas muy pequeñas podían “atascarse” en un divertículo y generar infección, pero se ha comprobado que esto no tiene ningún fundamento científico.
  • Quienes sufren de síndrome de intestino irritable, o colon irritable: deben evitar la semilla y el polvo de chía durante los períodos de crisis.
  • En las personas diabéticas: la semilla entera o triturada actúa como un hipoglucemiante al reducir el impacto glucémico de una comida rica en carbohidratos (por ejemplo, pastas, arroces, patatas).

Esto sucede gracias a la fibra presente en la chía, que demora la digestión y la posterior absorción de las unidades de glucosa contenidas en alimentos fuentes de carbohidratos, como el pan, el arroz, la patata o las pastas.

Si bien este efecto es muy positivo, las personas diabéticas que utilizan insulina deben hablar con su médico para ajustar la dosis de la hormona según el consumo de semilla de chía. De lo contrario, podrían sufrir una hipoglucemia.

  • Las personas que padecen trastornos de la coagulación sanguínea y toman fármacos anticoagulantes: deben consultar con su médico sobre el consumo de chía. Especialmente la forma de cápsulas y aceite pueden causar problemas, ya que el omega 3 tiene un potente efecto anticoagulante que, sumado a la medicación, podría generar efectos adversos indeseados.
  • Las embarazadas y mujeres lactantes: deberían optar por la semilla entera o triturada y evitar los suplementos en forma de cápsulas o aceites. No existen estudios que garanticen la seguridad de la suplementación con omega 3 durante el embarazo y la lactancia.

¿Cuál es la dosis diaria recomendada de chía?

Se recomienda no superar los 20 gramos de semillas de chía enteras o en polvo en caso de adultos. Los niños mayores de 2 años pueden consumir chía, pero nunca en cantidades superiores a 5 gramos diarios.

Un exceso de chía puede producir molestias digestivas (diarrea, hinchazón, cólicos, flatulencia o dolor) y también se han documentado algunos casos de aparición de prurito en la piel. En relación a las cápsulas y al aceite de chía, se aconseja consumir de 1 a 3 cápsulas al día y 1 cucharada sopera, respectivamente.

foco

¿Sabías que la chía es comercializada como un producto alimenticio GRAS según lo autorizado por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos, USA) que significa “generalmente reconocido como seguro”?

¿Cuál es el mejor momento del día para consumir la semilla o los suplementos de chía?

No existe un horario estipulado para consumir la chía, pero en el caso de los suplementos en cápsulas o aceites es útil generar el hábito de tomarlos todos los días a la misma hora. Por ejemplo, con la comida del mediodía o de la cena.

¿Qué tipo de productos de chía existen y cuál es el más adecuado para mí?

Como venimos mencionando a lo largo de esta guía, es posible consumir la chía en cuatro formas de presentación distintas:

  • Semilla entera
  • En polvo (semilla triturada)
  • Cápsulas blandas
  • Aceite de chía

Semillas de chía enteras

Las semillas de chía enteras conservan sus principios nutritivos intactos porque no han sido procesadas. La cantidad diaria recomendada para gozar de los beneficios antes mencionados es de 15-20 gramos diarios. Es importante remojarlas al menos 10 minutos en agua para “activarlas” y poder aprovechar todos sus nutrientes.

Siempre se deben consumir acompañadas con abundante líquido, mezcladas con agua, zumos, leche, bebidas vegetales, batidos y sopas. También se pueden añadir a ensaladas, yogures, rellenos, panes, bizcochos, magdalenas, granolas y bizcochos.

Al hidratarse, las semillas de chía aumentan más de 10 veces su volumen y forman un gel que se aprecia a simple vista. Esta capacidad gelificante las convierte en un excelente reemplazo del huevo en preparaciones veganas. También se las utiliza para espesar salsas y jaleas.

Chía en polvo

Básicamente, es chía triturada hasta obtener una consistencia de polvo. También se la suele denominar harina de chía. La dosis recomendada es de 5 a 20 gramos diarios. Es ideal para mezclar con otras harinas y elaborar pastelería más saludable.

Su composición nutricional es muy similar a la de la semilla de chía entera: proteínas, fibra, grasas omega 3 y 6, carbohidratos complejos, vitamina E, antioxidantes y minerales. La diferencia está en que requiere un menor trabajo digestivo que la chía entera.

Al igual que las semillas, también se puede mezclar con diversas bebidas y alimentos sólidos e integrar en preparaciones dulces y saladas.

Cápsulas de chía

Las cápsulas contienen aceite de chía, por lo que su composición nutricional se resume en omega 3, omega 6 y vitamina E. Son más cómodas que la semilla o el polvo porque no necesitan ser mezcladas con otros alimentos o líquidos para su consumo. Se aconseja tomar de 1 a 3 cápsulas al día, según la concentración de omega del suplemento.

Son una excelente opción para mejorar la salud cardiovascular, aliviar el dolor articular, reducir el colesterol y tratar el hígado graso no alcohólico. Además, previenen la formación de coágulos sanguíneos, pero no brindan ciertos beneficios relacionados con otros componentes de la semilla (fibra, proteínas).

Aceite de chía

El perfil nutricional del aceite de chía es casi idéntico al de las cápsulas: omega 3, omega 6 y vitamina E. La cantidad recomendada por día es 1 cucharada sopera y se lo puede tomar solo o mezclado con yogur, batidos, aderezos y salsas frías.

El aceite de chía se extrae en frío para mantener la óptima calidad nutricional de sus grasas omega. Por eso, es importante no someterlo a cocción, para que las altas temperaturas no deterioren sus ácidos grasos.

Semilla entera Semilla en polvo Cápsulas Aceite
Precio  Económico  Intermedio Intermedio Más costoso
Sabor  Insípida, imperceptible  Ligeramente amargo Neutro Suave
Consumo  Mezclada con agua, otros líquidos o preparaciones sólidas. Se la debe hidratar previamente en agua para aprovechar sus beneficios  Mezclada con agua, otros líquidos o harinas para elaborar panificados Se consumen acompañadas por un sorbo de agua Se puede servir en una cuchara y beber directamente, o mezclarse con aderezos, aliños y yogures
Dosis diaria  15-20 gramos  5-20 gramos  1 a 3 cápsulas  1 cucharada sopera
Proteína (por porción) 4,58 gramos 7,2 gramos Nulo Nulo
Fibra (por porción)  6,6 gramos  4,9 gramos Nulo Nulo
Omega 3 y omega 6 (por porción)  4,98 gramos  1,08 gramos  De 500 a 800 miligramos según la dosis 8 gramos

¿Es mejor consumir la semilla de chía o las cápsulas?

Todo depende del beneficio que se quiera conseguir:

Las semillas de chía y la chía en polvo conservan todos los componentes nutricionales. Son aconsejables para personas que quieren mejorar su estado nutricional, perder peso y prevenir enfermedades cardiovasculares. Además, se aconsejan para tratar o prevenir el estreñimiento, regular la función intestinal, normalizar la tensión arterial y reducir la glucemia.

Los deportistas, niños mayores de 2 años de edad y las embarazadas

Los deportitas, embarazaday y niños mayores de 2 años también deberían consumir este alimento en forma de semilla o polvo. El aceite de chía y las cápsulas consisten en puro omega 3 y 6, además de vitamina E. Son ideales para quienes sufren de enfermedad cardíaca (por ejemplo, arritmia o antecedentes de infarto previo), aterosclerosis, problemas articulares, colesterol elevado, hígado graso no alcohólico, mala memoria o han tenido derrame cerebral.

También son una excelente opción para quienes no toleran o “simplemente no les gusta” la semilla de chía pero quieren aprovechar sus beneficios cardioprotectores.

Forma de presentación de la chía Situaciones en la que se las aconseja
Semilla entera Sobrepeso/obesidad, diabetes, hipertensión arterial, estreñimiento, diverticulosis (NO diverticulitis), colesterol levemente elevado. Adultos sanos, adultos mayores, mujeres embarazadas y niños (a partir de los 2 años)
Polvo (semilla triturada)  Las mismas situaciones anteriores y en deportistas, ya que al estar en polvo su digestión y asimilación es más rápida, pero el contenido nutricional es muy similar
Cápsulas de aceite de chía Enfermedad cardiovascular (arritmias, antecedentes de ataque cardíaco, isquemia o derrame cerebral. Colesterol alto, triglicéridos elevados. Artritis, artrosis. Hígado graso no alcohólico. Personas que no toleran la semilla entera (les acelera demasiado el tránsito intestinal y provoca diarrea, hinchazón o dolor) o en polvo. Síndrome de intestino irritable.
Aceite de chía Las mismas situaciones mencionadas para las cápsulas de chía. Es una cuestión de preferencia, pero el efecto terapéutico es el mismo

¿Por qué el polvo de chía es aconsejable para los deportistas veganos?

La chía es un alimento muy completo desde el punto de vista nutricional, ya que aporta carbohidratos complejos, proteínas de buena calidad, grasas saludables y diversos minerales, entre los cuales se encuentran el calcio, el potasio y el magnesio, que son imprescindibles para la función muscular.

Debido a que los veganos no pueden consumir proteína Whey, la chía se suele utilizar en batidos para deportistas veganos, como refrigerio pre o post entrenamiento. En estos casos, es preferible que sea en polvo porque requiere mejor trabajo digestivo y se asimila más rápidamente que la chía entera.

Criterios de compra

En esta sección revisaremos todos los aspectos que debes tener en cuenta antes de comprar un suplemento de chía. Todas las formas de presentación antes mencionadas tienen sus pros y contras, pero lo importante es que escojas la alternativa que mejor se ajusta a tus necesidades y estilo de vida.

  • Estado actual de salud
  • Facilidad de consumo
  • Sabor
  • Certificación libre de gluten

Estado actual de salud

En la primera tabla de este artículo, resumimos las situaciones en las que se indicaba cada uno de los suplementos de chía. Puedes volver a leerla para encontrar el mejor producto para ti.

Por ejemplo, si tu meta es bajar el colesterol, puedes optar por cualquiera de las cuatro formas de presentación, aunque si los valores están muy elevados te conviene elegir las cápsulas o el aceite que son puro omega 3 y 6. En cambio, si tu objetivo es adelgazar, será necesario que incorpores las semillas enteras o en polvo.

Facilidad de consumo

Las cápsulas son los suplementos de chía más fáciles de tomar y los puedes llevar a todas partes. El aceite también es cómodo porque puedes beber la dosis recomendada con el desayuno, antes de salir de casa, y no tienes que repetir la toma hasta el otro día.

Sabor

La semilla de chía tiene un sabor casi imperceptible y lo que se suele percibir cuando se la utiliza entera es su textura. El polvo puede dejar un sabor ligeramente amargo si se lo consume solo con agua, pero integrado en otras bebidas o preparaciones pasa desapercibido. El aceite es muy suave al paladar y las cápsulas poseen sabor neutro.

foco

¿Sabías que el escritor Cristopher McDougall afirma que una cucharada de chías es como un batido de salmón, espinaca y hormonas del crecimiento humanas. Su libro “Born to Run” gira en torno a una tribu de corredores de México cuya dieta se apoya en el consumo de chía?

Certificación libre de gluten

Si eres celíaco, es fundamental que compres semillas y polvo de chía envasados, no a granel, ya que en ciertas ocasiones pueden contaminarse con trazas de gluten. Sean semillas, polvo, cápsulas o aceite, es esencial que busques en la etiqueta el sello que garantiza que es un producto libre de TACC (Sin Trigo, Avena, Cebada y Centeno).

Resumen

Como habrás descubierto a lo largo de esta guía, la chía es mucho más que un alimento para reducir el colesterol y proteger el corazón. Es uno de los suplementos más nobles que existen y, con la supervisión de un médico, casi todas las personas pueden incluirlo de un modo u otro.

Si quieres ayudarnos a difundir los beneficios de la chía, comparte este artículo con tus amigos y seguidores.

(Fuente de la imagen destacada: Frey: 29617462/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Romina Cerutti Nutricionista
Soy Licenciada en Nutrición y Coach de Salud y Bienestar. Al poco tiempo de graduarme comencé a redactar artículos sobre alimentación y nutrición porque noté que las personas leían mucho sobre estas temáticas, pero, en la mayoría de los casos, la información que obtenían era errónea o falsa. Mi objetivo es escribir artículos que sean veraces, útiles e interesantes para el lector.