destacada
Última actualización: 04/06/2020

Nuestro método

18Productos analizados

17Horas invertidas

23Estudios evaluados

85Comentarios recaudados

La cúrcuma en polvo se obtiene a partir de la Cúrcuma longa, una planta herbácea que pertenece a la misma familia que el jengibre, cuya raíz tiene un color anaranjado o amarillo intenso muy característico. Una vez que se seca y se muele, pasa a convertirse en lo que nosotros conocemos comúnmente como condimento o colorante alimentario (1).

La cúrcuma se cultiva principalmente en China, India, Indonesia, Jamaica y Perú. La raíz de la cúrcuma tiene propiedades muy importantes para la industria alimenticia, pero también medicinales por la presencia de compuestos fenólicos o curcuminoides contenidos en dicho rizoma (2). En este artículo, vamos a contarte todo lo que debes saber para adquirir cúrcuma en polvo.

Dra. Anabel Rodríguez

100% GRATIS & EXCLUSIVO

Newsletter semanal sobre nutrición y suplementos

¡Suscríbete GRATIS a los newsletter de nuestro socio The Hidden Portal y conviértete en un experto en nutrición y suplementos! Recibirás los correos cómodamente en tu email. Esta oferta es limitada y exclusiva para los visitantes de GUIADESUPLEMENTOS.

* Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento con tan solo un clic.

Un servicio de

Lo más importante

  • El polvo de cúrcuma cada vez es más popular no solo por su buen sabor, sino por sus numerosas propiedades medicinales y porque prácticamente no tiene contraindicaciones.
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha determinado que una ingesta diaria «aceptable» de cúrcuma en polvo serían 3 mg por kilo de masa corporal al día (3).
  • Cuando compres cúrcuma en polvo, ten en cuenta si es ecológica o no, el formato en el que se presenta y su procedencia. Trataremos estos y otros criterios de compra en profundidad en el último apartado.

La mejor cúrcuma en polvo: nuestras favoritas

No creas que todas las cúrcumas son lo mismo: un polvo amarillo y con sabor que se le añade al curry. Los verdaderos amantes de la cúrcuma saben que esta puede tener distintas procedencias y notas de sabor que pueden variar entre unas y otras. Aquí te presentamos cinco opciones para que te adentres en el mundo de la cúrcuma en polvo:

La cúrcuma en polvo en formato familiar

Este polvo de cúrcuma procede de la India y se presenta en crudo, procesado a temperaturas inferiores a los 45 ºC para conservar todas sus vitaminas y minerales. No contiene alérgenos y es completamente vegano.

Aunque está disponible en formatos de menor tamaño, este que te presentamos contiene 1 kg de cúrcuma en polvo pura, certificada como orgánica por la Soil Association de Reino Unido.

Un polvo de cúrcuma de Madagascar

Esta cúrcuma en polvo procedente de Madagascar resulta caliente y dulce en la boca, con notas cítricas. Las tierras tropicales malgaches nos ofrecen una cúrcuma de alta calidad, reconocida por su alto contenido en curcumina.

Está presentada en una bolsita hermética con cierre zip para conservar así la frescura de la especia. Es totalmente natural y ha sido acondicionada y preparada según normas muy estrictas.

Cúrcuma en polvo de origen nacional

Vegetalia nos ofrece un polvo de cúrcuma de origen español y procedente de la agricultura ecológica. No contiene alérgenos y puede emplearse como condimento en arroces o con cualquier cereal.

Para potenciar sus cualidades aromáticas, el fabricante recomienda calentar el polvo en una sartén o en el horno con unas gotas de aceite durante unos tres minutos. Cuenta con sello ES-ECO-021-EX.

El polvo de cúrcuma de calidad prémium

LaBonita Natura nos presenta este polvo de cúrcuma de Madagascar de calidad superior y de cultivo silvestre. Los rizomas de cúrcuma usados por este fabricante han sido cuidadosamente seleccionados.

No contiene aditivos ni alérgenos, tampoco ingredientes de origen transgénico. Es un producto orgánico y totalmente apto para veganos. En el envase puede verse su sello ES-ECO-023-MA.

Un latte de cúrcuma delicioso

Esta mezcla está pensada para que te prepares bebidas de cúrcuma sin complicaciones. Contiene un 25 % de polvo de cúrcuma, cardamomo, jengibre, canela y pimienta negra, que aumenta la absorción de la cúrcuma (4).

Todos sus ingredientes son de origen ecológico, puede prepararse tanto en frío como en caliente y es apto para personas veganas. La bolsa de tipo zip es reutilizable tantas veces como quieras.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la cúrcuma en polvo

La cúrcuma en polvo lleva usándose desde tiempos ancestrales en países como India, pero en Occidente todavía no es tan popular. En este apartado, vamos a tratar de resolver las dudas más habituales sobre este polvo amarillo que no es oro, ¡pero casi!

No tengas miedo de añadir una cucharadita en tus smoothies de frutas o en batidos lácteos.
(Fuente: Milkos: 140507126/ 123rf.com)

¿Qué beneficios nos ofrece la cúrcuma en polvo?

La cúrcuma en polvo añade un sabor delicioso a los platos, pero, además, tiene numerosas aplicaciones y es un remedio natural muy usado, sobre todo en los países orientales. Su secreto es la curcumina, un compuesto químico que está detrás de sus numerosas propiedades terapéuticas.

  1. Nos podría ayudar a perder peso y a combatir la obesidad. Además, mejora problemas del sistema digestivo, como la dispepsia, el dolor de estómago, la diarrea, los gases, el síndrome del intestino irritable o las úlceras estomacales provocadas por la bacteria Helicobacter pylori (5).
  2. Combate la inflamación. Se han ensayado tratamientos «de ocho meses con 200 mg de extracto de curcumina, lográndose un efecto antinflamatorio por disminución de L1β, IL6, sVCAM y PCR, activando múltiples genes de defensa, como la HO-1 a diferente nivel celular activando factores NrF-E2 y ARE, constituyéndose en un factor protectivo contra la inflamación, daño oxidativo y muerte celular» (6).
  3. Mejora la salud y el aspecto de la piel, dado que contribuye a la reparación de los tejidos y la curación de las heridas. Además, también se han observado efectos positivos en el tratamiento de condiciones como la psoriasis e infecciones bacterianas o víricas (7).
  4. Contribuye a «desintoxicar» el hígado. Varios estudios «muestran que la cúrcuma y la curcumina aumentan el flujo de bilis. A bajas dosis, disminuye las cantidades de sólidos en la bilis, mientras que, a altas dosis, incrementa la excreción de sales biliares, bilirrubina y colesterol» (7).
  5. Es un potente antioxidante, con «un alto contenido de compuestos fenólicos, compuestos antioxidantes y poder secuestrante de radicales libres» (2).

¿En qué tipo de recetas se puede integrar?

La cúrcuma en polvo «es un ingrediente fundamental de los curris, donde puede llegar a alcanzar un 20 % de su contenido. También está presente en algunas mostazas» (4). Ahora bien, las opciones de uso no terminan ahí, dado que podemos usarla en numerosas recetas, tanto saladas como dulces, e incluso en batidos o smoothies. Te damos unas cuantas ideas:

  1. Añádela en tus sopas y caldos, ya sean de verduras, de carne o de pescado. También puede aporta muy buen sabor como condimento de legumbres y otros guisos.
  2. Mezcla una cucharadita con la harina del rebozado: le dará un toque muy especial a tus frituras.
  3. Úsala en tus salteados de arroz o de verduras mezclada con leche de coco, por ejemplo. No te olvides de ponerle un toque de pimienta negra para potenciar la asimilación de la cúrcuma. Esta combinación es ideal para las personas que buscan aprovechar al máximo todas sus propiedades.
  4. Combínala con verduras asadas, como patatas, boniato, calabacín o coliflor. Por supuesto, también puedes añadirla en tus cremas de verduras, pero siempre en los últimos minutos de la cocción, para preservar sus propiedades.
  5. Úsala en marinados combinada con aceite, limón y otras especias, como tomillo, ¡deja volar tu imaginación!
  6. No tengas miedo de añadir una cucharadita en tus smoothies de frutas o en batidos lácteos. También funciona muy bien en infusiones, ya sea sola o combinada con otros ingredientes.
  7. En resumen, ¡atrévete a experimentar!

Terica UriolEspecialista en dietética y nutrición

“Al aumentar los antioxidantes del organismo, los fabricados por el ser humano, la cúrcuma favorece la desintoxicación del hígado, un vaciado de la vesícula biliar y, por tanto, mejora la digestión y elimina los gases”.

¿Qué otros usos tiene el polvo de cúrcuma?

Aunque la forma más sencilla y popular de tomar cúrcuma es introduciéndola en tus recetas, debes saber que sus propiedades pueden aprovecharse de muchas otras formas. Dado que apenas tiene contraindicaciones —hablaremos más adelante—, puedes hacer «experimentos» sin miedo:

  • Suplementos: Aunque puede que no sea lo más agradable, puedes consumir la cúrcuma tomando cucharadas de polvo puro, sin más complicaciones, pero también debes saber que en el mercado pueden adquirirse suplementos en forma de cápsula o aceites concentrados.
  • Cuidado del rostro: La cúrcuma en polvo puede usarse en mascarillas faciales por sus propiedades antioxidantes, antinflamatorias y antibacterianas, que pueden aprovecharse en el tratamiento del acné, de la psoriasis, de lesiones cutáneas o de quemaduras solares (8). ¿Cómo? No tienes más que mezclar un yogur con una cucharada de cúrcuma, extendértelo por el rostro y dejar que actúe durante unos minutos, antes de aclarar la mezcla con abundante agua.
  • Blanqueamiento dental: En efecto, aunque su tono amarillo o anaranjado sea tan potente, el polvo de cúrcuma puede usarse como blanqueador dental. Espolvoréalo sobre un cepillo de dientes húmedo y lávate los dientes como harías normalmente. Antes de enjuagarte, espera unos minutos.
  • Salud bucal: La cúrcuma puede mejorar la salud de las encías y del esmalte de los dientes, así que, aunque su efecto blanqueante sobre los dientes sea dudoso, te vendrá muy bien por este otro lado.

Dosis y contraindicaciones del polvo de cúrcuma

Lo cierto es que la cúrcuma tiene muy pocas contraindicaciones. La OMS recomienda tomar unos 3 mg de polvo de cúrcuma por cada kilo de masa corporal (3), si se usa como aditivo en los alimentos. En cualquier caso, si no tienes el paladar acostumbrado a su sabor, te recomendamos que empieces a añadirla a tus recetas poco a poco, dado que tiene un sabor que puede resultar intenso al principio.

En caso de los suplementos en polvo, la dosis recomendada es de 5g al día. Está desaconsejado que la consuman personas que sufran problemas de vesícula biliar y durante el embarazo. De padecerse cálculos o piedras biliares, un consumo excesivo de cúrcuma en polvo podría derivar en un doloroso cólico. Durante el embarazo, si se consume en exceso, puede inducir a contracciones y flujo menstrual, lo cual podría precipitar el parto (9).

El polvo de cúrcuma cada vez es más popular no solo por su buen sabor, sino por sus numerosas propiedades medicinales y porque prácticamente no tiene contraindicaciones. (Fuente: Fortyforks: 32235434/ 123rf.com)

¿Cúrcuma en infusión, en cápsulas o en polvo?

Dado que el furor por el rizoma de cúrcuma en la cocina occidental no para de aumentar, en los comercios ya podemos encontrarlo en varias de sus formas: en polvo, en forma de preparado para infusión o en cápsulas, entre otras. Optar por una u otra opción depende de tus necesidades personales y de cómo vayas a consumirla. Veamos qué nos ofrece cada formato:

Forma Cuánta tomar Cómo tomarla y cómo prepararla
En infusión Atender a las indicaciones del fabricante. No sobrepasar los 3 mg de cúrcuma por kg de masa corporal (3) Puede emplearse la raíz de cúrcuma rallada o una cucharada de cúrcuma en polvo. Para dar sabor, puede añadirse miel o limón. También hay preparados que combinan distintos ingredientes.
En cápsulas Atender a las indicaciones del fabricante. Normalmente, una cápsula diaria Las cápsulas normalmente combinan la cúrcuma con pimienta negra, para aumentar su absorción. En cualquier caso, lee bien el prospecto y consulta a tu médico en caso de duda.
En polvo No más de una cucharadita colmada al día por persona El polvo puede consumirse directamente, pero lo más cómodo es añadirlo en recetas de comidas o bebidas.

¿En qué se diferencia la cúrcuma en polvo del rizoma fresco?

Muchas personas se preguntan si es más saludable consumir cúrcuma en polvo o la raíz fresca —la cual puede encontrarse en numerosas verdulerías, herbolarios o supermercados—. El rizoma puede cortarse o rallarse para añadirlo a las comidas, y tiene un sabor y un aroma prácticamente idénticos a los del polvo de cúrcuma. En platos preparados, no es fácil diferenciarlos.

La raíz tiene una vida más corta que la del polvo, dado que este ha pasado por un proceso previo de deshidratación. Es creencia común que la cúrcuma en polvo en realidad no es tan natural como el rizoma, pero lo cierto es que el único proceso por el que pasa es la deshidratación y el triturado. Por tanto, conserva todas las propiedades nutricionales y de sabor que tiene el fresco.

foco

¿Sabías que en las bodas indias, el polvo de cúrcuma se emplea en forma de pasta y se extiende sobre el cuerpo de los contrayentes? Dadas sus propiedades antisépticas, se considera que limpia los cuerpos antes del enlace.

Criterios de compra

A estas alturas, ya debes ser consciente de que no todos los polvos amarillos etiquetados como cúrcuma son idénticos entre sí. Para no equivocarte con tu adquisición, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes criterios de compra:

La presentación del polvo de cúrcuma lo cambia todo

En el mercado podemos encontrar cúrcuma en polvo en envases grandes o pequeños; de plástico, vidrio o cartón; de un solo uso o reutilizables. Las opciones son muchas. Aunque la cúrcuma deshidratada y molida puede conservarse durante muchos meses o incluso años —en ambientes secos, frescos y oscuros—, te recomendamos que optes por paquetes que se ajusten a tus necesidades.

Por ejemplo, en caso de que en tu casa solo vivas tú, será mejor que optes por envases de tamaño pequeño. Aunque, como te comentamos, la cúrcuma en polvo no se estropea con el tiempo, sí que puede perder aroma y sabor. Por otro lado, aunque las bolsas zip pueden no ser muy cómodas a la hora de administrar la cúrcuma, sí que la conservan muy bien. ¡Tenlo presente!

Una de las ventajas de la cúrcuma es que mejora la salud y el aspecto de la piel, dado que contribuye a la reparación de los tejidos y la curación de las heridas. (Fuente: Vainillaychile: 30108576/ 123rf.com)

Eco o no eco, esa es la cuestión

En las tiendas podrás encontrar polvo de cúrcuma «ordinario», pero también ecológico u orgánico. Hoy en día, estas son etiquetas que venden muy bien, muy demandadas por una amplia porción de los consumidores. Lo cierto es que no afectan a las cualidades de la cúrcuma, pero sí a la forma en que esta se ha cultivado, recolectado y procesado antes de llegar a tus manos.

En caso de que estés buscando una cúrcuma en polvo ecológica, te recomendamos que tengas en cuenta los sellos eco y que busques el de la Unión Europea. Los alimentos con esta certificación cumplen con normativas muy estrictas de respeto al medio ambiente, al bienestar animal y usan técnicas que mantienen al máximo las propiedades de las materias primas.

¿Los aditivos suman o restan?

La respuesta está clara en el caso del polvo de cúrcuma: los aditivos restan. El rizoma de cúrcuma molido no necesita más para mantenerse en buen estado o para tener un sabor, cuando menos, interesante. No te recomendamos que adquieras productos con conservantes, agentes texturizadores o saborizantes entre sus ingredientes.

Por otro lado, si padeces celiaquía, nuestro consejo es que busques los sellos que garanticen que el produzco no contiene trazas de gluten. La cúrcuma en polvo no tiene por qué presentar ingredientes alérgenos, pero puede ocurrir cuando el fabricante elabora otros alimentos o condimentos. En caso de duda o si tienes otras alergias alimentarias, consulta a la marca.

View this post on Instagram

ENG in first comment {Abbinamenti nuovi in cucina} ——————-——————— 🌿CURCUMA E RICOTTA🌿 • Li avete mai provati insieme? • Se questa accoppiata vi incuriosisce (così come la crostata in foto che sembra dolce ma non lo è!) ecco gli ingredienti: Per la base: 200 g di farina 00 1 tuorlo ½ bicchiere di olio evo ½ bicchiere di vino bianco secco 1 cucchiaino di lievito per dolci in polvere 1 pizzico di sale 1 pizzico di zucchero ——————— Per il ripieno 500 g di ricotta (mucca o capra) ¼ di cucchiaino di curcuma in polvere 2 uova sbattute (meno due cucchiai da tenere da parte per la finitura) Scorza grattugiata di 1 limone grande (o due piccoli) 4 cucchiai di parmigiano reggiano grattugiato Procedimento completo nel link blu in bio e su www.foodbello.com 💛💛🌿🌿🍋🍋 . Due parole in più sulla base 🥧🥧 È quella infallibile che in Abruzzo si usa per fiadoni e torte rustiche in generale, friabile, leggera, al vino bianco e olio di oliva. Segnatevi le dosi perché non potrete più farne a meno per le vostre preparazioni😉 . Sulla ricotta: ho usato quella di mucca, ma chi riesce a reperirla fa un salto di qualità con la ricotta di capra!! Cremosissima e perfetta per questo tipo di ripieni, dove di fatto il formaggio fa la vera differenza 😉😋 . . . . #savorypie #curcuma #ricotta #crostatasalata #senzaburro #fattoincasa #alritmolentodellestagioni #lamiacucinadistagione #simplefood #tarts #crostata #bakersofinstagram #f52farmstand #eatcleanfood #thenewhealthy #hocsupperclub #hereismyfood #tastingtable #italiaintavola #abruzzointavola #ricottadicapra #goatcheese #dolce_salato_italiano #appetitejournal #fellowmag #ricettecongusto #thehub_food

A post shared by FOODBELLO | Marzia Moretti (@food.bello) on

Procedencia de la cúrcuma

El polvo de cúrcuma más popular y disponible en el mercado es el procedente de India, donde se producen dos tipos principales de este rizoma: la de Madrás y la de Alleppey. Aunque estas son dos zonas del país, el nombre de las variedades de cúrcuma no tiene relación necesariamente con dónde se produce, sino que pudo derivar más bien de la que se comercializaba en esas áreas.

Hoy en día, otro de los principales productores de cúrcuma es Madagascar —aunque sus volúmenes están muy alejados de los de India—, más concretamente la costa este del país. La cúrcuma de Madagascar tiene un contenido especialmente alto de curcumina, 7,5% (el contenido de curcumina en la presentación de polvo suele ser menor). Aunque son más raros, también es posible encontrar polvo de cúrcuma de Indonesia, China, Jamaica o Perú.

foco

El color naranja de las túnicas de los monjes budistas se debe a la cúrcuma. Según la tradición, las ropas se reciclaban cuando un monje fallecía. Para desinfectar sus túnicas y «renovarlas», estas se hervían en agua con cúrcuma, la cual teñía la tela.

Resumen

La cúrcuma en polvo es una especia que cada vez es más popular en los países occidentales. Aunque en Oriente, especialmente en India, se conoce y se aprovecha por sus numerosas propiedades medicinales desde tiempos inmemoriales, en Europa y América está empezando a popularizarse en los últimos tiempos, ¡pero ya es imparable!

Este polvo amarillo que se obtiene al moler una raíz puede usarse en la preparación de numerosos platos —aporta un sabor muy rico a los alimentos, que puede recordar al del azafrán—, bebidas o incluso postres. Apenas tiene contraindicaciones, pero los expertos recomiendan no consumir más del equivalente a una cucharada pequeña al día.

Y tú, ¿usas ya la cúrcuma en tu cocina? Cuéntanoslo en los comentarios y no dudes en compartir este artículo si te ha resultado interesante.

(Fuente de la imagen destacada: Srichaichana: 57636600/ 123rf.com)

Referencias (9)

1. Ada Funes (2020): «Para qué sirve la cúrcuma, propiedades y beneficios», en El Español.
Fuente

2. Armando Alvis, Guillermo Arrazola y Walter Martínez (2011): «Evaluación de la actividad y el potencial antioxidante de extractos hidroalcohólicos de cúrcuma (Cúrcuma longa)», en Información tecnológica, núm. 23, págs. 11-18.
Fuente

3. World Health Organization (2003): «Evaluations of the Joint FAO/WHO Expert Committee on Food Additives (JECFA)».
Fuente

4. Fernando Fombellida Cortázar (2017): «Todo lo que tienes que saber sobre la cúrcuma», en Dentalberri, núm. 38, págs. 17-21.
Fuente

5. Carlos Muñoz Retana (2018): «La cúrcuma y sus usos medicinales», en GeoSalud.
Fuente

6. Lidia Caballero-Gutiérrez y Gustavo F. Gonzáles (2016): «Alimentos con efecto anti-inflamatorio», en Acta Médica Peruana, vol. 33, núm. 1, págs. 50-64.
Fuente

7. M. D. Mesa, M. C. Ramírez-Tortosa, C. M. Aguilera, A. Ramírez-Boscá y A. Gil (2000): «Efectos farmacológicos y nutricionales de los extractos de Curcuma longa L. y de los curcuminoides», en Ars pharmaceutica, vol. 41, núm. 3, págs. 307-321.
Fuente

8. Yunes Panahi, Omid Fazlolahzadeh, Stephen L. Atkin y Muhammed Majeed (2018): «Evidence of curcumin and curcumin analogue effects in skin diseases: A narrative review», en Journal of Cellular Physiology, vol. 234, núm. 2.
Fuente

9. S. F. (2018): «Los mejores superalimentos para tomar durante el embarazo», en ABC.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Los redactores de GUIADESUPLEMENTOS.es investigan y escriben artículos informativos de la más alta calidad sobre diferentes temas de salud.
Artículo informativo
Ada Funes (2020): «Para qué sirve la cúrcuma, propiedades y beneficios», en El Español.
Ir a la fuente
Artículo científico
Armando Alvis, Guillermo Arrazola y Walter Martínez (2011): «Evaluación de la actividad y el potencial antioxidante de extractos hidroalcohólicos de cúrcuma (Cúrcuma longa)», en Información tecnológica, núm. 23, págs. 11-18.
Ir a la fuente
Organización Mundial de la Salud
World Health Organization (2003): «Evaluations of the Joint FAO/WHO Expert Committee on Food Additives (JECFA)».
Ir a la fuente
Artículo científico
Fernando Fombellida Cortázar (2017): «Todo lo que tienes que saber sobre la cúrcuma», en Dentalberri, núm. 38, págs. 17-21.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Carlos Muñoz Retana (2018): «La cúrcuma y sus usos medicinales», en GeoSalud.
Ir a la fuente
Artículo científico
Lidia Caballero-Gutiérrez y Gustavo F. Gonzáles (2016): «Alimentos con efecto anti-inflamatorio», en Acta Médica Peruana, vol. 33, núm. 1, págs. 50-64.
Ir a la fuente
Artículo científico
M. D. Mesa, M. C. Ramírez-Tortosa, C. M. Aguilera, A. Ramírez-Boscá y A. Gil (2000): «Efectos farmacológicos y nutricionales de los extractos de Curcuma longa L. y de los curcuminoides», en Ars pharmaceutica, vol. 41, núm. 3, págs. 307-321.
Ir a la fuente
Artículo científico
Yunes Panahi, Omid Fazlolahzadeh, Stephen L. Atkin y Muhammed Majeed (2018): «Evidence of curcumin and curcumin analogue effects in skin diseases: A narrative review», en Journal of Cellular Physiology, vol. 234, núm. 2.
Ir a la fuente
Artículo informativo
S. F. (2018): «Los mejores superalimentos para tomar durante el embarazo», en ABC.
Ir a la fuente