destacada
Última actualización: 19/12/2020

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Estudios evaluados

30Comentarios recaudados

¿Cuántas dietas para diabéticos existen? ¿Diez? ¿Veinte? Quizás más. Lo cierto es que algunas de ellas están avaladas científicamente, mientras que otras fueron creadas por pseudoprofesionales. Un tema recurrente en la dieta para la diabetes es el consumo de azúcares, panes y harinas (carbohidratos).

En la diabetes no controlada, el organismo es incapaz de aprovechar la glucosa por falta de insulina o por una acción defectuosa de dicha hormona. La glucosa se acumula en sangre y, si no se controla, puede dañar a diversos órganos. La dieta para diabéticos es fundamental para tratar esta enfermedad y en esta guía te contamos cómo llevarla a cabo.

100% GRATIS & EXCLUSIVO

Newsletter semanal sobre nutrición y suplementos

¡Suscríbete GRATIS a los newsletter de nuestro socio The Hidden Portal y conviértete en un experto en nutrición y suplementos! Recibirás los correos cómodamente en tu email. Esta oferta es limitada y exclusiva para los visitantes de GUIADESUPLEMENTOS.

* Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento con tan solo un clic.

Un servicio de

Lo más importante

  • La dieta para diabéticos no excluye los carbohidratos, pero es importante que provengan mayormente de las frutas, los cereales integrales y las legumbres. También se pone el énfasis en la calidad de las grasas, así como en el aporte suficiente de fibra y proteínas.
  • Para lograr controlar el nivel de glucosa en sangre, la dieta para diabetes se tiene que combinar con fármacos y actividad física. También existen suplementos que pueden ayudar a disminuir la glucemia, por ejemplo, la cúrcuma, la canela y el fenogreco, un tipo de semilla.
  • Entre los mejores consejos para una dieta para diabéticos efectiva podemos mencionar: procura tener siempre alimentos adecuados en tu hogar. Cocina y congela, realiza actividad física, acude a los controles médicos y nutricionales, y considera los suplementos.

Los mejores suplementos para la dieta para diabéticos: nuestras recomendaciones

Es perfectamente posible seguir una dieta para diabéticos sin tomar suplementos. No obstante, muchos productos naturales pueden colaborar en el tratamiento de la diabetes y, si tu médico lo autoriza, puedes empezar a consumirlos. Estos son nuestros productos recomendados:

El mejor azúcar de Abedul (xilitol)

Azúcar de Abedul ecológico (xilitol), proveniente de Finlandia. La bolsa contiene 1 kg. Se recomienda consumir hasta 15 g diarios de azúcar de Abedul. Cantidades superiores pueden producir diarrea como consecuencia de su efecto laxante.

Recomendamos este producto para la dieta para diabéticos como un complemento para otros endulzantes no calóricos, ya que no eleva el nivel de glucosa en sangre (glucemia) y tiene un sabor idéntico al azúcar común. También posee la capacidad de caramelizar. El xilitol aporta un 40 % menos de calorías que el azúcar y no produce caries.

La mejor cúrcuma para la dieta para diabéticos

Cápsulas veganas de cúrcuma, presentadas en frasco de 90 unidades. Cada ración de 3 cápsulas diarias aporta 1200 mg de extracto de cúrcuma y 30 mg de extracto de pimienta negra. Este último se añade para aumentar la asimilación de la curcumina de la cúrcuma.

En nuestra opinión, este suplemento es recomendable para complementar la dieta para la diabetes porque el extracto posee una concentración elevada de curcumina (95 %), que es el compuesto que ejerce un efecto hipoglucemiante. Es efectivo y seguro, aunque puede requerir ajustar la dosis de medicación.

La mejor canela para controlar la glucemia

Cápsulas de canela de Ceilán, aptas para veganos. El frasco contiene 120 cápsulas y se recomienda tomar 1 unidad diaria que aporta 250 mg de extracto de canela.

Recomendamos este producto de canela para la dieta para diabéticos porque ayuda a controlar la glucosa en sangre (glucemia) y es bajo en cumarina, un compuesto que puede dañar al hígado. Las cápsulas no tienen el típico sabor de la canela y son adecuadas para quienes no disfrutan del sabor de esta especia.

Las mejores cápsulas de fenogreco para la diabetes

Cápsulas vegetales de fenogreco, presentadas en frasco de 100 unidades. La ración de 1 cápsula diaria aporta 150 mg de extracto concentrado de semilla de fenogreco y 370 mg de semilla en polvo de fenogreco.

Consideramos que este suplemento de fenogreco es beneficioso para disminuir la glucemia (nivel de glucosa sanguínea) en personas con diabetes tipo II, ya que mejora la insulinorresistencia. Las cápsulas son libres de gluten y lácteos. Este producto cuenta con certificación GMP (Buenas Prácticas de Manufactura).

El mejor té de melón amargo para la diabetes

Té de melón amargo, presentado en envase de 18 bolsitas. Calidad Premium. Cuenta con certificación de producto orgánico. 100 % melón amargo, sin conservantes ni colorantes artificiales. Libre de cafeína.

Consideramos que el té de melón amargo es una opción segura para complementar a la dieta para diabéticos y mejorar el control glucémico. Ayuda a disminuir la glucemia y mejora los niveles de hemoglobina glicosilada, un indicador que refleja los niveles de glucosa sanguínea los meses previos a un análisis de sangre.

Todo lo que debes saber sobre la dieta para diabéticos

No es ninguna novedad que existen numerosas dietas para diabéticos. Sin embargo, la alimentación adecuada para mantener esta enfermedad a raya puede ser mucho más simple de lo que imaginas. En esta sección profundizaremos sobre la dieta para la diabetes e incluso sobre los temidos carbohidratos.

La dieta para diabéticos es aquella orientada a mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de un valor normal, prevenir tanto hipoglucemias como hiperglucemias y evitar o retrasar la aparición de complicaciones relacionadas con la diabetes. (Fuente: Adamowicz: 95076494/ 123rf.com)

¿En qué consiste la dieta para diabéticos?

La dieta para diabéticos es aquella orientada a mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de un valor normal, prevenir tanto hipoglucemias como hiperglucemias y evitar o retrasar la aparición de complicaciones relacionadas con la diabetes. Estas últimas comprenden el pie diabético, la amputación de miembros y los daños a los riñones, al corazón, la vista o los nervios (1, 2).

Otros objetivos clave de la dieta para la diabetes son lograr un peso saludable y mantener niveles normales de colesterol y triglicéridos sanguíneos. Los vegetales, las frutas enteras, las legumbres, los frutos secos, el aceite de oliva, las carnes magras, los pescados azules y los huevos abundan en la dieta para diabéticos (1).

¿Qué tipos de dietas para diabéticos existen?

La cantidad de dietas para diabéticos es enorme. Si bien algunas carecen de base científica, muchas de ellas han sido elaboradas por profesionales y asociaciones médicas y han dado muy buenos resultados. Aunque no existe una dieta única y universal para la diabetes, a continuación, presentamos tres planes para diabéticos que son saludables (3, 4, 5):

Dieta para diabéticos Principales características Ventajas Desventajas
Dieta DASH («Dietary Approaches to Stop Hypertension») Aunque esta dieta fue diseñada para tratar la hipertensión arterial, puede ser beneficiosa para personas con diabetes.

Se basa en el consumo de granos y cereales integrales, verduras, frutas, legumbres, lácteos desnatados, carnes magras (preferentemente de ave y pescado) y frutos secos.

El aporte de sodio es restringido a menos de 2300 mg por día.

El uso de la dieta DASH para controlar la diabetes se traduce en una mejoría de la glucemia (nivel de azúcar en sangre) en ayunas y de los valores de hemoglobina glicosilada (mide las variaciones de glucemia en los últimos 3 meses).

Este plan también mantiene los niveles de tensión arterial dentro de lo normal y previene complicaciones cardíacas y renales vinculadas con la diabetes.

No requiere el uso de suplementos ni alimentos poco convencionales.

Ninguna. Es una dieta muy saludable, que incluso puede ser seguida por el grupo familiar.
«Biggest Loser» (El Gran Perderdor) Esta dieta se basa en seguir una pirámide de 4 niveles que, si se visualizan de abajo hacia arriba son:

  1. Verduras, hortalizas y frutas.
  2. Carnes, pescados, lácteos, huevos y legumbres.
  3. Panes, galletas, cereales, arroz y pastas.
  4. Dulces y grasas.

Recomienda comer cuatro porciones de frutas y verduras al día, tres raciones diarias de alimentos del nivel 2, dos porciones al día del grupo 3 y, finalmente, una ración diaria del último nivel de la pirámide (grasas y dulces).

La dieta Biggest Loser es rica en fibra y proteínas de buena calidad.

Es un plan alimentario fácil de comprender gracias al apoyo gráfico de la pirámide.

Las personas diabéticas que siguieron la dieta Biggest Loser mejoraron sus valores de hemoglobina glicosilada y glucemia en ayunas. Además, obtuvieron una mejoría en la resistencia a la insulina.

La dieta Biggest Loser formó parte de un show de televisión y algunos profesionales consideraron que contribuía a la estigmatización de la obesidad.

Este régimen puede ser demasiado bajo en calorías (menos de 1200 Calorías diarias) para algunas personas, lo que predispone a sufrir el efecto rebote y recuperar el peso perdido.

Dieta Mediterránea Es el patrón alimentario tradicional de los países que rodean el Mediterráneo.

Predomina el consumo de alimentos de origen vegetal (frutas, vegetales, legumbres, cereales integrales, frutos secos y aceite de oliva), lácteos desnatados y pescados. El consumo de carnes rojas, azúcares y grasas saturadas es bajo.

Es fácil de realizar y accesible para la mayoría de las personas.

Previene la diabetes y ayuda a controlarla.

Aporta cantidades adecuadas de Omega 3, un tipo de grasa saludable que ayuda a prevenir complicaciones de la diabetes que afectan al corazón, el riñón y los vasos sanguíneos.

Para que las personas diabéticas puedan seguir este régimen es preciso definir las raciones diarias de cada grupo de alimentos, ya que existen múltiples versiones de la dieta Mediterránea y esto puede causar confusión.

¿En la dieta para diabéticos se deben eliminar los carbohidratos?

No, en la dieta para diabéticos lo importante es cómo se combinan los carbohidratos con otros nutrientes (proteínas, fibra y grasas) y qué cantidad se consume. Esto último depende de las características físicas y el estilo de vida de la persona, por ejemplo, si es sedentaria o activa. Los carbohidratos son necesarios en la dieta para la diabetes (5).

Numerosos análisis y revisiones de dietas bajas en carbohidratos para diabetes mostraron que este tipo de planes no era beneficioso y que predisponía a sufrir hipoglucemias (disminución de la glucosa en sangre por debajo de lo normal). La hipoglucemia causa mareos, desmayos, palpitaciones, temblores y sudoración, entre otros síntomas (5).

¿Por qué es tan importante el índice glucémico de los alimentos en la dieta para la diabetes?

El índice glucémico (IG) de los alimentos refleja qué impacto tendrá un alimento o una comida en el nivel de azúcar en sangre (glucemia). El número de IG de un alimento muestra cuánto incrementará la glucosa sanguínea y qué tan rápido. En la siguiente tabla, mostramos ejemplos de alimentos con IG alto, medio y bajo (6, 7).

Alimentos con IG alto (mayor de 70) Alimentos con IG medio (entre 55 y 70) Alimentos con IG bajo (menor de 55)
Glucosa (no es azúcar común, sino glucosa pura).
Pan blanco (no integral).
Arroz blanco.
Pastas elaboradas con harinas refinadas.
Sandía.
Patata hervida, al horno (sin cáscara) o en puré.
Zanahoria hervida.
Galletitas saladas tipo crackers (no integrales).
Miel.
Copos de maíz.
Pan integral.
Pan de pita.
Avena.
Arroz integral.
Cuscús.
Granola o muesli.
Choclo.
Piña.
Remolacha.
Plátano.
Azúcar común.
Legumbres (guisantes, lentejas, garbanzos).
Fresas, manzana, naranja, melocotón y la mayoría de las frutas enteras, no los zumos.
Boniato.
Verduras de hoja, tomate, berenjena, cebolla y casi todas las hortalizas.
Frutos secos.
Pastas de harina integral.
Lácteos.
Carnes, huevos, pescados y aceites no contienen nada de carbohidratos y, por tal motivo, no tienen índice glucémico.

En la alimentación para diabéticos se recomiendan los alimentos con IG bajo o moderado, e incluso existe la dieta de bajo índice glucémico en la que el enfoque no está ni en el aporte energético ni en la restricción de los carbohidratos, sino en el predominio de fuentes alimentarias de IG bajo y moderado (6).

La dieta de bajo índice glucémico incluye carbohidratos de lenta asimilación (cereales integrales, arroz integral, quínoa, legumbres, frutas), proteínas magras (huevo, pechuga de pollo y pavo, cortes de ternera bajos en grasa) pescados y grasas saludables. Esta dieta es recomendable para tratar la diabetes gestacional y puede evitar el uso de insulina (6).

¿Es necesario contar los carbohidratos en una dieta para la diabetes?

Cada profesional de la nutrición y experto en diabetes tiene su criterio. Algunos recomiendan contar los carbohidratos por ración de alimentos, mientras que otros especialistas afirman que lo importante es elegir alimentos de índice glucémico bajo, ya que dos alimentos pueden tener la misma cantidad de carbohidratos, pero con un IG totalmente distinto (8).

En la dieta para diabetes tipo 1 y diabetes gestacional tratadas con insulina sí es fundamental contar la cantidad de carbohidratos porque de esto dependerá la dosis de insulina que se tiene que aplicar. Se considera que cada comida debería aportar entre 45 y 60 g de carbohidratos. Ejemplos de alimentos comunes que brindan 15 g de dicho nutriente por ración son (8):

  • ½ fruta grande (manzana, melocotón, pomelo) o 1 fruta pequeña.
  • 1/3 de taza de avena cocida.
  • 50 g de pan (blanco o integral es casi lo mismo).
  • 5 galletitas saladas tipo crackers o de salvado.
  • 2 tortillas para tacos.
  • 1/3 de taza de arroz, cuscús o quinoa (cocidos).
  • 1 taza de fresas, arándanos, moras o frambuesas.

La dieta para diabéticos no excluye los carbohidratos, pero es importante que provengan mayormente de las frutas, los cereales integrales y las legumbres. (Fuente: Kachmar: 115514645/ 123rf.com)

¿Qué alimentos se incluyen en una dieta para diabéticos?

La dieta para la diabetes no tiene por qué ser aburrida, insípida o monótona. Las personas diabéticas pueden comer prácticamente cualquier alimento, siempre que sepan moderar las porciones, regular la frecuencia de consumo y combinar alimentos correctamente. Los mejores alimentos para la diabetes son:

  • Cereales y derivados: harina de trigo integral, pan integral, galletitas de salvado, avena, muesli, mijo, arroz integral, quinoa, sémola de maíz integral, trigo burgol, trigo sarraceno.
  • Frutas: enteras y en trozos. Los diabéticos pueden consumir frutas porque, si bien aportan azúcares simples, son fuentes de fibra. Siempre que sea posible, es preferible consumir la fruta con piel o cáscara. Se deben evitar los zumos.
  • Verduras: todas, crudas y cocidas. Las zanahorias hervidas tienen un índice glucémico elevado, pero se pueden mezclar con otros vegetales (por ejemplo, brécol, guisantes o tomates) para que no eleven bruscamente la glucemia.
  • Tubérculos: patata con piel, boniato.
  • Lácteos: leche y yogur desnatados, requesón magro y quesos duros y semiduros moderados en grasas.
  • Huevos: se puede comer sin problemas, pero es conveniente no someterlo a fritura.
  • Carnes, pescados y mariscos: optar por cortes de carne de ternera que sean bajos en grasas, pechuga de pollo y pavo, y pescados azules (ricos en Omega 3). Las carnes muy grasas deben evitarse porque en la diabetes también se debe vigilar el aporte de grasas saturadas.
  • Legumbres: se permiten todas las legumbres porque son ricas en fibra y proteínas que retrasan la digestión y la asimilación de sus carbohidratos. Garbanzos, lentejas, guisantes, alubias.
  • Frutos secos y semillas: nueces, almendras, cacahuetes, pistachos, anacardos, avellanas, chía, pipas de girasol, lino, sésamo.
  • Grasas: aceite de oliva virgen extra, aguacate, aceitunas, mantequillas de frutos secos, aceite de coco.
  • Endulzantes: estevia, sacarina, acesulfame K, aspartamo, sucralosa, xilitol. Este último con moderación porque puede producir diarrea si se toma en exceso.
  • Sustitutos vegetales para las carnes: seitán, tofu, edamame y tempeh (7, 8, 9).

¿Cuáles son los alimentos «prohibidos» en la dieta para la diabetes?

En la dieta para la diabetes se deben evitar los azúcares simples (azúcar común, miel, mermeladas, golosinas, postres, zumo, refrescos azucarados), las harinas refinadas y sus derivados (productos de bollería, pan blanco, galletitas dulces) y otras fuentes de carbohidratos con índice glucémico alto como las pastas no integrales, el arroz blanco y las patatas (7, 8).

Las grasas saturadas, las grasas trans y el sodio también se deben eliminar de la alimentación para la diabetes, con el fin de prevenir complicaciones asociadas, como la hipertensión, la enfermedad renal y los problemas cardíacos. Por tal motivo, se excluye la comida basura, las patatas fritas de bolsa, la mantequilla, la margarina y los procesados en general (7, 8).

Stephen PonderEndocrinólogo pediátrico
“El peso excesivo es un factor determinante para la diabetes tipo II”.

¿Cómo debe ser la dieta para diabéticos con obesidad?

Uno de los principales objetivos de la dieta para diabéticos es lograr (o mantener) un peso saludable. Así como el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para el desarrollo de la diabetes tipo II, también pueden favorecer la aparición de complicaciones diabéticas. La dieta para la diabetes y la dieta para adelgazar van de la mano (9).

De esta manera, la dieta para diabetes y obesidad será abundante en carnes magras, frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, grasas saludables, lácteos desnatados y huevos. Este régimen debe ser acompañado por actividad física, que acelera la pérdida de peso y ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre.

¿Cómo es un menú típico de la dieta para la diabetes?

Un menú para diabéticos no tiene por qué diferir demasiado del de una persona que se alimenta de forma saludable. A continuación, mostramos un ejemplo de un menú diario para una persona con diabetes. Las cantidades no están especificadas porque varían según los requerimientos de cada individuo.

  • Desayuno: Café con leche desnatada, endulzado con estevia. Galletitas de muesli. Fresas.
  • Refrigerio a media mañana: Almendras.
  • Comida de mediodía: Hamburguesas de garbanzos y tomates secos. Ensalada de hojas verdes condimentadas con aceite de oliva y vinagre. Postre: gelatina sin azúcar. Bebida: agua.
  • Merienda: Sándwich de pan integral, queso y fiambre de pechuga de pavo. Té verde endulzado con estevia o sin azúcar.
  • Refrigerio a media tarde: naranja.
  • Cena: Salteado de pimiento, cebolla y champiñones. Arroz integral. Postre: Bebida: agua.

Para lograr controlar el nivel de glucosa en sangre, la dieta para diabetes se tiene que combinar con fármacos y actividad física. (Fuente: Ammentorp: 50750345/ 123rf.com)

Consejos para realizar correctamente la dieta para diabéticos

Un diagnóstico de diabetes implica una modificación considerable de la alimentación. Para algunas personas cumplir con la dieta para diabéticos puede ser todo un desafío, especialmente en lo que se refiere a la planificación de las comidas y a la habituación al nuevo menú. Si estás atravesando esta situación, los siguientes consejos pueden ayudarte:

Procura tener siempre alimentos adecuados en tu hogar

Tener alimentos aptos para diabéticos como verduras, frutas, legumbres, frutos secos, huevos, lácteos desnatados, cereales integrales y carnes pobres en grasas te ayuda a prevenir transgresiones alimentarias que pueden producir una hiperglucemia (elevación del nivel de glucosa en sangre por encima de lo normal).

Los alimentos ricos en fibra, proteínas y grasas ayudan a bajar el índice glucémico (IG) elevado de ciertas comidas, por ejemplo el arroz blanco o unos tallarines. Si tu familia va a comer unas pastas hechas con harina refinada, para bajar el IG tú solo tienes que sumar una ración de verdura y espolvorear unos frutos secos y queso rallado por encima para bajar el IG.

Los controles médicos son muy importantes para comenzar una dieta. (Fuente: Daniel: 54506371/ 123rf.com)

Cocina y congela

En la dieta para la diabetes no solo importa qué se come, sino también cuándo se come. En casos de diabetes tratada con insulina, es importante respetar los horarios de las comidas para mantener estable el nivel de glucosa en sangre. Tener un menú congelado te permite tener siempre disponible una opción saludable y evita que omitas comidas.

Por otra parte, dado que las personas que siguen una dieta para la diabetes deben amigarse con la cocina, es una buena idea cocinar en cantidad y después congelar para evitar estar lavando platos permanentemente y, además, ahorra tiempo.

Realiza actividad física

La actividad física ejerce un efecto hipoglucemiante, es decir, disminuye el nivel de glucosa en sangre. También mejora la resistencia a la insulina, favorece la circulación y previene complicaciones diabéticas. Por ello, es importante que cualquier dieta para diabéticos sea acompañada por un programa de ejercicio físico (8).

Lucía RocaNutricionista
“Se puede tratar la diabetes y evitar o retrasar sus consecuencias con dieta, actividad física, medicación y exámenes periódicos para detectar y tratar sus complicaciones”.

Acude a los controles médicos y nutricionales

Visitar al médico es fundamental para mantener la diabetes controlada y conocer los valores de glucemia (en ayunas y posterior a las comidas) y de hemoglobina glicosilada (refleja las variaciones en la glucemia durante los últimos 3 meses). Tu médico también querrá conocer los niveles sanguíneos de colesterol, triglicéridos, urea y creatinina, entre otros indicadores.

En la consulta nutricional se realiza educación alimentaria sobre la dieta para diabéticos, se evacúan dudas y se controla el peso corporal. Un peso saludable es esencial para mantener la glucosa en sangre dentro de los niveles normales.

Considera los suplementos

Antes de tomar un suplemento tienes que consultar a tu médico, ya que algunos suplementos pueden interferir con los fármacos empleados o potenciar su efecto y bajar demasiado la glucosa sanguínea (hipoglucemia). Algunos suplementos empleados en la dieta para diabéticos son (10):

  • Fenogreco: mejora la sensibilidad a la insulina, es decir, ayuda a que esta hormona pueda unirse a las células y permitir el ingreso de la glucosa a las mismas para su metabolización.
  • Melón amargo y canela de Ceilán: ambos productos naturales reducen el nivel de glucosa en sangre y colaboran con el control glucémico.
  • Cúrcuma: disminuye la glucemia y, gracias a su potente actividad antiinflamatoria y antioxidante, previene complicaciones diabéticas (pie diabético, retinopatía, nefropatía, enfermedad cardíaca, neuropatía).

Resumen

La dieta para diabéticos se basa en el consumo de verduras, frutas, cereales integrales, legumbres, carnes con poca grasa, pescados, huevos y grasas saludables (aceite de oliva, frutos secos, semillas, aguacate). No se eliminan los carbohidratos, sino que se prefieren aquellos que son ricos en fibra, como los granos enteros, las legumbres y los cereales integrales.

El tratamiento de la diabetes se apoya en tres pilares básicos que son la alimentación, los fármacos (metformina, insulina) y la actividad física. Algunos suplementos naturales como la cúrcuma, la canela, el fenogreco y el melón amargo pueden complementar de forma segura a la dieta para la diabetes.

Si te ha gustado nuestro artículo sobre la dieta para diabéticos, compártelo en tus redes sociales o déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Yeulet: 33613997/ 123rf.com)

Referencias (10)

1. Alfaro J, Simal A, Botella F. Tratamiento de la diabetes mellitus. 2000.
Fuente

2. Durán Agüero S, Carrasco Piña E, Araya Pérez M. Alimentación y diabetes. 2012.
Fuente

3. Campbell A. DASH Eating Plan: An Eating Pattern for Diabetes Management. 2017.
Fuente

4. Yoo J. No Clear Winner: Effects of The Biggest Loser on the Stigmatization of Obese Persons. 2012.
Fuente

5. Díez Espino J, Carillo Fernández L. ¿Cuál es la dieta más adecuada en la persona con diabetes mellitus tipo 2? 2015.
Fuente

6. Moses R et al. Can a Low–Glycemic Index Diet Reduce the Need for Insulin in Gestational Diabetes Mellitus? 2009.
Fuente

7. Koll M. Nutrición en trastornos metabólicos y enfermedades cardiovasculares. En: Rodota L, Castro M. Nutrición Clínica y Dietoterapia. 2012.

8. American Diabetes Association. La Guía de la Diabetes sobre Opciones de Alimentos Saludables. 2010.
Fuente

9. Socarrás Suárez M, Bolet Astoviza M, Licea Puig M. Diabetes mellitus: tratamiento dietético. 2002.
Fuente

10. Deng R. A Review of the Hypoglycemic Effects of Five Commonly Used Herbal Food Supplements. 2013.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo científico
Alfaro J, Simal A, Botella F. Tratamiento de la diabetes mellitus. 2000.
Ir a la fuente
Artículo científico
Durán Agüero S, Carrasco Piña E, Araya Pérez M. Alimentación y diabetes. 2012.
Ir a la fuente
Artículo científico
Campbell A. DASH Eating Plan: An Eating Pattern for Diabetes Management. 2017.
Ir a la fuente
Artículo científico
Yoo J. No Clear Winner: Effects of The Biggest Loser on the Stigmatization of Obese Persons. 2012.
Ir a la fuente
Artículo científico
Díez Espino J, Carillo Fernández L. ¿Cuál es la dieta más adecuada en la persona con diabetes mellitus tipo 2? 2015.
Ir a la fuente
Ensayo clínico
Moses R et al. Can a Low–Glycemic Index Diet Reduce the Need for Insulin in Gestational Diabetes Mellitus? 2009.
Ir a la fuente
Libro
Koll M. Nutrición en trastornos metabólicos y enfermedades cardiovasculares. En: Rodota L, Castro M. Nutrición Clínica y Dietoterapia. 2012.
Documento para pacientes
American Diabetes Association. La Guía de la Diabetes sobre Opciones de Alimentos Saludables. 2010.
Ir a la fuente
Artículo científico
Socarrás Suárez M, Bolet Astoviza M, Licea Puig M. Diabetes mellitus: tratamiento dietético. 2002.
Ir a la fuente
Artículo científico
Deng R. A Review of the Hypoglycemic Effects of Five Commonly Used Herbal Food Supplements. 2013.
Ir a la fuente
Evaluaciones