Última actualización: 28/01/2022

Nuestro método

15Horas invertidas

6Estudios evaluados

34Comentarios recaudados

¿Te dan miedo las agujas? ¡Pues podrían ser la solución para todos tus problemas de la piel! En los últimos años, una técnica conocida como microneedling ha empezado a utilizarse para tratar las cicatrices, las manchas y los primeros signos de la edad. ¿El secreto? ¡Puncionar la piel con decenas o cientos de agujas finísimas!

Aunque puede que no quieras ni oír hablar de “agujas” (y mucho menos de “cientos” de ellas), lo cierto es que esta técnica podría revolucionar el cuidado de la piel. Además, si la realiza personal experto evitarás sufrir dolor o cualquier otra complicación. Dinos, ¿hemos “picado” tu curiosidad? ¡En ese caso, no te pierdas este nuevo artículo sobre el microneedling!

Dra. Anabel Rodríguez

100% GRATIS & EXCLUSIVO

Newsletter semanal sobre nutrición y suplementos

¡Suscríbete GRATIS a los newsletter de nuestro socio The Hidden Portal y conviértete en un experto en nutrición y suplementos! Recibirás los correos cómodamente en tu email. Esta oferta es limitada y exclusiva para los visitantes de GUIADESUPLEMENTOS.

* Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento con tan solo un clic.

Un servicio de

Lo más importante

  • El microneedling es un procedimiento estético con microagujas que estimula la regeneración de la piel.
  • El microneedling se usa para tratar manchas, arrugas, acné, flaccidez, estrías y hasta alopecia.
  • Evita realizarte la técnica del microneedling en casa para reducir la posibilidad de que aparezcan efectos adversos. Busca siempre profesionales capacitados para realizar este procedimiento.

Todo sobre el microneedling

La técnica del microneedling consiste en la aplicación de microagujas sobre la piel envejecida, con manchas o con cicatrices. Al provocar un daño controlado sobre las capas más superficiales del cutis, se logra estimular su regeneración, embelleciéndolo. Aunque en manos de profesionales es una técnica segura, su uso descuidado puede dañar la piel irremediablemente.

El microneedling puede usarse para disimular las cicatrices del acné, las estrías y las manchas. (Fuente: hasle: YCnycuWG7XY/ Unsplash)

¿Qué es y para qué se usa el microneedling?

El microneedling (del inglés, “microagujas”)es una técnica en la que se punciona la piel con agujas de tamaño milimétrico (muy finas). Así, se crean “microporos” en el cutis que estimulan la regeneración de la piel y favorecen también el paso de sustancias (por ejemplo, antioxidantes o sérums de colágeno).

Este procedimiento comenzó a realizarse en los noventa, como una alternativa seguras y efectiva a la cirugía invasiva. Y es que los expertos observaron que “atacar” a las capas superficiales de la piel con técnicas como el microneedling podría estimular la creación de  “piel nueva” al obligar al cuerpo a “curar” las zonas lesionadas (1).

No obstante, existen otras técnicas que se basan en el mismo modelo (dañar la piel para “forzar” su regeneración), como el láser o la dermoabrasión. Sin embargo, algunos expertos prefieren al microneedling antes que las técnicas anteriores, porque:

  • El láser y técnicas similares (como la luz pulsada) también provocan daño térmico sobre la piel, aumentando la posibilidad de sufrir marcas, manchas y quemaduras (1).
  • La dermoabrasión y otros tipos de peeling pueden provocar alteraciones de la pigmentación y sensibilidad a la luz, especialmente si dañan las capas profundas de la piel (1).

Por lo tanto, y según los defensores del microneedling, esta técnica produce un daño mínimo (microporos) y muy controlado, sin quemar o irritar la piel más de lo necesario. Sería, según estos expertos, una gran opción para tratar manchas, cicatrices, arrugas, exceso de sudoración, flaccidez cutánea e incluso alopecia. ¡Increíble!

¿Cómo se realiza el microneedling?

La técnica de microneedling debería realizarse por parte de profesionales especializado (como dermatólogos o médicos estéticos), no siendo recomendable realizarla en casa sin supervisión.

Dependiendo de tus preferencias personales y también del estado de tu piel, el experto recurrirá a varios tipos de instrumental. Así, cada uno de estos aparatos permitirá realizar diferentes técnicas de microneedling, tal y como puedes ver en la siguiente tabla (1, 2, 3, 4, 5, 6):

Herramienta Características principales
Microneedling manual: Dermaroller y Dermastamp Uso manual, no requieren de conexión eléctrica o baterías. Más económicos y simples.

Dermaroller es un “rodillo” con microagujas que se desliza sobre la piel.

Dermastamp es un aparato con forma de “sello” con microagujas que se presionan sobre el cutis.

Dependen de la fuerza y la pericia del profesional. Así, pueden lesionar la piel o no ser efectivos dependiendo del grado de presión ejercida.

Microneedling eléctrico: Dermapen Aparato con forma de bolígrafo o pluma (pen), que en su punta cuenta con múltiples microagujas que se deslizan sobre la piel.

Permite ajustar la longitud de las agujas y mantiene una fuerza constante.

Se necesita experiencia para poder utilizarlo sin dañar la piel.

Radiofrecuencia con microneedling Combina la radiofrecuencia (terapia térmica) y las microagujas.

Al perforar la capa superior de la piel, se consigue el calor de la radiofrecuencia llegue con más facilidad a la zona deseada.

Suele usar menos agujas que el microneedling “puro”, reduciendo el dolor y el sangrado.

Solo puede ser aplicada por personal experto.

Mesoterapia Microneedling con agujas excepcionalmente pequeñas, que solo perforan la primera capa superficial de la piel.

Se punciona la piel a la vez que se aplican sérums antioxidantes o hidratantes.

La microperforación de la piel aumenta la penetración de los sérums sin dolor ni sangrado.

¿Es realmente efectivo el microneedling?

Aunque el uso de microagujas para mejorar el aspecto de la piel es una técnica relativamente nueva, los estudios de los que disponemos hasta el momento cuentan con resultados muy prometedores. Así, este procedimiento podría ser realmente efectivo a la hora de mejorar los siguientes problemas cutáneos (1, 2, 3, 4, 5, 6):

Marcas de acné

Según los estudios, el microneedling puede ser una técnica muy útil para ayudar a disimular la apariencia de las cicatrices que deja el acné tras curarse. Este método podría ser tan útil como los peelings químicos, contribuyendo a que las marcas de acné se disimulen hasta un 75 % en algunos casos.

Piel grasa

Si tu problema es la piel con tendencia acnéica, las microagujas también podrían controlar el exceso de sebo y disminuir la probabilidad de que tengas brotes de acné grave. Sin embargo, recuerda no realizar esta técnica sobre la piel con comedones infectados o inflamados, porque podrías empeorar el estado de tu cutis.

Cicatrices y estrías

Las cicatrices provocadas por heridas, quemaduras o enfermedades como la varicela también podrían mejorar gracias a la técnica del microneedling. Las microagujas podrían estimular la creación de nuevas fibras de colágeno que mejoren (aunque no hagan desaparecer del todo) estas antiestéticas marcas. ¡También pueden combinarse con tratamientos con retinol!

Además, las microagujas se han puesto a prueba contra las temidas estrías (zonas de la piel más laxas y descoloridas que pueden aparecer tras ganar o perder peso, después del embarazo o como consecuencia del crecimiento). ¿El resultado? Una mejoría leve, pero significativa, en la flaccidez de la piel estriada, según los estudios.

Manchas e hiperpigmentación

¡Las manchas oscuras en la piel (y entre ellas, el cloasma o “paño del embarazo”) no son rivales para las microagujas! Así, en los estudios revisados, la aplicación de microneedling junto con sérums despigmentantes fue efectiva a la hora de mejorar la apariencia de estas imperfecciones.

Daño solar

Exponerte a la luz solar sin la protección adecuada hace que tu piel envejezca antes y la hace más susceptible a sufrir manchas y una textura irregular (¡por no hablar del riesgo de sufrir cáncer de piel!).

Para los problemas estéticos que provoca la radiación solar, las microagujas podrían ser una gran solución. Y es que su uso de forma conjunta con sérums antioxidantes y reparadores ha demostrado ser capaz de disimular las lesiones provocadas por el sol.

Signos de edad

¿Patas de gallo? ¿Líneas de marioneta? ¡No hay problema! Por si solo o de forma conjunta con sérums antiedad, el microneedling parece ser una opción de lo más efectiva para abordar los siguientes problemas de la piel madura:

  • Líneas de expresión
  • Textura irregular
  • Sequedad
  • Piel fina y frágil

Además, estos beneficios no se limitan solo a la piel del rostro.  Y es que las arrugas que afectan al cuello también han demostrado mejorar mucho tras el uso de las microagujas. ¿No es fantástico?

Alopecia

Actualmente, se está estudiando el papel que juegan las microagujas para frenar o tratar la pérdida del cabello. Los primeros estudios parecen indicar que, al provocar pequeñas lesiones en la piel del cuero cabelludo, el microneedling podría estimular la regeneración capilar.

También se está probando a combinar el uso de microagujas con la aplicación de minoxidil, el producto más famoso para el tratamiento de la alopecia. Los resultados hasta ahora están siendo muy alentadores (por ejemplo, en un estudio vieron mejoría hasta el 80% de los voluntarios).

Exceso de sudoración

No hay muchos estudios acerca de la hiperhidrosis (exceso de sudoración) y la aplicación de microagujas. Sin embargo, en un experimento con microneedling con radiofrecuencia, se logró reducir de forma notable la sudoración en los voluntarios del estudio. ¿Estamos ante un nuevo tratamiento de la hiperhidrosis? ¡El tiempo dirá!

El microneedling podría ayudar a combatir la pérdida de cabello. (Fuente: deena: 1670467/ Pexels)

¿El microneedling “duele”?

Aunque el microneedling parece ser una técnica efectiva y segura, la perspectiva de puncionar nuestro rostro, cuello o cuerpo con cientos de agujas puede resultar muy poco atractiva. No obstante, ¡las microagujas no tienen por qué resultar dolorosas! Dependiendo del tamaño de la aguja utilizada, notaremos diferentes grados de molestia (5, 6):

  • 0,1-0-5 milímetros: Este tipo de agujas de tamaño minúsculo se utilizan para mejorar la absorción de sérums y otros productos. Como solo atraviesan la capa más superficial de la piel, no resultan dolorosas (sentirás pequeños “pinchazos” o “cosquillas”).
  • 0,5-1 milímetro: Esta longitud de aguja se usa normalmente para tratar arrugas en el rostro. Las agujas de 1 milímetro pueden penetrar en la piel con más profundidad y provocar pequeños sangrados. En los puntos más sensibles de la cara, puedes sentir dolor.
  • 1,5 milímetros o más: Estás microagujas se usan para tratar cicatrices o para puncionar la piel del cuerpo (mucho más gruesa que la del rostro). Pueden llegar a capas más profundas de la piel, y provocar molestias, dolor y sangrado.

Si el profesional que te está tratando va a utilizar agujas mayores a 0,5 milímetros, es posible que te aplique crema anestésica en la zona antes de comenzar el procedimiento. También puedes pedírselo tu mismo si eres muy sensible al dolor aunque esté usando microagujas de menor de medio milímetro. ¡No tienes por qué pasarlo mal!

¿Qué efectos adversos puede tener el microneedling?

Aunque el uso de técnicas con microagujas se considera muy seguro, no podemos olvidar que es un procedimiento que se basa en “dañar” nuestra principal barrera protectora (la piel). Por lo tanto, el microneedling nos expone a los siguientes riesgos (1, 2, 3, 4, 5, 6):

  • Infecciones cutáneas
  • Reacciones alérgicas (a las microagujas)
  • Deshidratación de la piel
  • Sangrado
  • Irritación
  • Cicatrices y marcas
  • Hiperpigmentación

Afortunadamente, estos problemas son muy poco frecuentes si la técnica la realiza un profesional especializado y entrenado para evitar la aparición de efectos secundarios. ¡La mayoría de la gente tiene una fantástica experiencia con este procedimiento!

Aunque puedes encontrar aparato de microneedling en tiendas online, los dermatólogos no recomiendan que te realices esta técnica por tu cuenta en casa. ¡Podrías dañar tu piel irremediablemente!

¿En qué casos está contraindicado el microneedling?

Si eres una persona que tiende a tener problemas de cicatrización, o tienes una infección activa en la zona a tratar, un desorden de la coagulación o cualquier otra enfermedad grave, el microneedling no es para ti (1, 2, 3, 4, 5, 6).

Por seguridad, tampoco se indica en el caso de mujeres embarazadas ni en los menores de edad. La piel de estas personas es mucho más delicada, por lo que no es recomendable dañarla (ni siquiera de forma “controlada”).

Seguridad e higiene: 5 consejos para que tengas la mejor experiencia con el microneedling

Si piensas darle una oportunidad a las microagujas, no te vayas sin leer los consejos de nuestros expertos. Te ayudarán a consigas los mejores resultados posibles con el microneedling, a la vez que evitas los principales problemas que pueden aparecer durante el uso de esta técnica. ¡Solo te llevará unos minutos leerlos!

Evita el “hazlo tú mismo”

Sabemos que en el mercado online puedes encontrar múltiples modelos de Dermaroller y Dermapen supuestamente perfectos para utilizar desde la comodidad de tu domicilio. Sin embargo, tienes que saber que los expertos en microneedling desaconsejan el “hazlo tu mismo” en este caso, porque:

  1. Te expones a sufrir infecciones: Es muy complicado mantener la esterilidad de las microagujas con los productos “caseros”, con lo que una infección cutánea está “casi asegurada”.
  2. Puedes dañar tu piel de forma permanente: Uno de los principales problemas del microneedling es la aparición de, paradójicamente, nuevas cicatrices. Si aplicas demasiada fuerza o mueves el aparato de forma descuidada (algo que puede pasar si no tienes experiencia), lesionarás tu piel.
  3. ¡Es un riesgo innecesario!: La manipulación de microagujas y su aplicación en zonas vitales y delicadas (alrededor de los ojos, la nariz y la boca, por ejemplo) puede provocar accidentes graves y peligrosos. ¡Que tu sesión de belleza no acabe en Urgencias!

No lo dudes y ponte en manos de un experto. Si no deseas (o no puedes) acudir a un profesional de estética, es probable que te beneficies más de probar opciones más seguras, como los sérums de retinol.

Busca un profesional acreditado

Para reducir los riesgos asociados al uso de microagujas, te recomendamos que solo dejes que te trate un profesional acreditado y con amplia experiencia (preferiblemente perteneciente al ámbito sanitario). No dudes en pedir las credenciales del experto que vaya a tratarte antes de poner tu piel en sus manos.

Existen diferentes tamaños de agujas de microneedling dependiendo de la zona a tratar. (Fuente: pixie: 0z4h9qneDMA/ Unsplash)

Hazte con toda la información necesaria

Una vez que has encontrado un experto en microneedling, ¡tienes que asegurarte de que el procedimiento que te ofrece es el adecuado para ti! Te recomendamos que le formules las siguientes preguntas antes de reservar una sesión:

  • ¿Qué tipos de agujas utiliza?: Es recomendable que use microagujas desechables. Si tienes alergias a algún material, asegúrate de que están libres del mismo.
  • ¿Usará o no crema anestésica?: Dependiendo de tu tolerancia al dolor, el uso de este producto podría ser un must.
  • ¿Cuánto tiempo tardaré en curarme?: En los procedimientos más suaves (con agujas de menos de medio milímetro), podrás llevar una vida totalmente normal tras la sesión. En otros casos, tu piel podría necesitar varios días para curarse.
  • ¿Cuántas sesiones necesito?: La mayoría de las personas logran buenos resultados tras 4-6 sesiones de microneedling (espaciadas tres semanas entre sí).

Cuídate antes y después

Dos semanas antes de realizarte un procedimiento con microagujas deberías evitar broncearte o realizarte peelings agresivos en la piel. Así, reducirás la posibilidad de que aparezcan manchas o cicatrices tras la sesión.

Inmediatamente tras el procedimiento de microneedling y hasta una semana después, tendrás que abstenerte de tomar el sol, maquillarte, depilarte la zona afectada o realizarte exfoliaciones. Tras una semana, podrás exponerte al sol, pero siempre con moderación y protección de tipo “pantalla total”.

Además, pregunta al especialista que va a tratarte; dependiendo de tu tipo de piel y de la técnica utilizada es posible que tengas que aplicar más cuidados (cremas antibióticas, antiinflamatorios o revisiones).

Bea Guerrero title=
«[El microneedling] Se trata de una técnica que mejora el riego sanguíneo de la zona sobre la que se pasen las microagujas»

Recuerda: Es una inversión

Una sesión de microneedling tiene un coste medio que ronda los cien euros. Aunque pueda parecer una cantidad desorbitada, lo cierto es que sus buenos resultados y su aplicación espaciada en el tiempo (debes dejar, al menos, tres semanas entre sesiones) la convierten en toda una “inversión” en belleza.

La primera vez que te realices este procedimiento tendrás que someterte a unas cuatro sesiones para empezar a ver resultados. Después, podrás continuar con el microneedling como mantenimiento (en el caso de la terapia antienvejecimiento) o simplemente terminar con el proceso. ¡Tú decides!

Resumen

¿Quién nos habría dicho que las agujas y la belleza podrían estar tan relacionadas? Al crear pequeñas lesiones en la piel, el microneedling estimula los mecanismos de curación y regeneración del cutis, por lo que podría ayudar a tratar manchas, arrugas y acné, entre otros problemas.

No obstante, el hecho de dañar nuestra barrera cutánea puede hacernos vulnerables a sufrir infecciones, cicatrices e inflamación. Por esa razón, te recomendamos que dejes “el arte” de las microagujas en manos de expertos en estética, evitando recurrir al “hazlo tu mismo” y a las técnicas caseras que pueden hacer “más mal que bien” a tu piel. ¡No lo olvides!

Si gracias a este artículo has conocido los secretos del microneedling, por favor, deja un comentario y comparte este artículo.

(Fuente de la imagen destacada: pixie: 55xBBJ_SbhU/ Unsplash)

Referencias (6)

1. Hou A, Cohen B, Haimovic A, Elbuluk N. Microneedling: A Comprehensive Review. Dermatologic surgery : official publication for American Society for Dermatologic Surgery [et al]. 2017 Mar 1;43(3):321–39.
Fuente

2. Microneedling Devices | FDA .
Fuente

3. Singh A, Yadav S. Microneedling: Advances and widening horizons. Indian dermatology online journal . 2016 ;7(4):244–54.
Fuente

4. Ramaut L, Hoeksema H, Pirayesh A, Stillaert F, Monstrey S. Microneedling: Where do we stand now? A systematic review of the literature. Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthetic Surgery . 2018 Jan 1 ;71(1):1–14.
Fuente

5. Litchman G, Nair PA, Badri T, Kelly SE. Microneedling . StatPearls. StatPearls Publishing; 2021 . 117–117
Fuente

6. Alster TS, Graham PM. Microneedling: A Review and Practical Guide. Dermatologic Surgery . 2018 Mar 1 ;44(3):397–404.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo científico
Hou A, Cohen B, Haimovic A, Elbuluk N. Microneedling: A Comprehensive Review. Dermatologic surgery : official publication for American Society for Dermatologic Surgery [et al]. 2017 Mar 1;43(3):321–39.
Ir a la fuente
Recomendaciones oficiales
Microneedling Devices | FDA .
Ir a la fuente
Artículo científico
Singh A, Yadav S. Microneedling: Advances and widening horizons. Indian dermatology online journal . 2016 ;7(4):244–54.
Ir a la fuente
Revisión sistemática
Ramaut L, Hoeksema H, Pirayesh A, Stillaert F, Monstrey S. Microneedling: Where do we stand now? A systematic review of the literature. Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthetic Surgery . 2018 Jan 1 ;71(1):1–14.
Ir a la fuente
Artículo científico
Litchman G, Nair PA, Badri T, Kelly SE. Microneedling . StatPearls. StatPearls Publishing; 2021 . 117–117
Ir a la fuente
Artículo científico
Alster TS, Graham PM. Microneedling: A Review and Practical Guide. Dermatologic Surgery . 2018 Mar 1 ;44(3):397–404.
Ir a la fuente
Evaluaciones