destacada
Última actualización: 28/07/2020

Nuestro método

16Productos analizados

29Horas invertidas

11Estudios evaluados

163Comentarios recaudados

¿Conoces alguna de las funciones de la vitamina K en el cuerpo humano? ¿Sabes en qué alimentos se encuentra? La vitamina K no es tan famosa como otras vitaminas, quizás porque su carencia no es tan frecuente. En los últimos años, se han descubierto notables diferencias entre la vitamina K1 (filoquinona) y la K2 (menaquinona).

Durante mucho tiempo se consideró que la función primordial de la vitamina K era asegurar la correcta coagulación de la sangre. Actualmente, sabemos que este nutriente desempeña un papel fundamental en la salud ósea y cardiovascular. ¿Vale la pena tomar un suplemento de vitamina K? Lo descubrirás a lo largo de esta guía.

100% GRATIS & EXCLUSIVO

Newsletter semanal sobre nutrición y suplementos

¡Suscríbete GRATIS a los newsletter de nuestro socio The Hidden Portal y conviértete en un experto en nutrición y suplementos! Recibirás los correos cómodamente en tu email. Esta oferta es limitada y exclusiva para los visitantes de GUIADESUPLEMENTOS.

* Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento con tan solo un clic.

Un servicio de

Lo más importante

  • La vitamina K pertenece al grupo de las vitaminas liposolubles. Existen dos formas naturales de vitamina K: filoquinona (K1) y menaquinona (K2).
  • La carencia de vitamina K es poco frecuente, pero puede ocurrir a raíz de una cirugía bariátrica, la toma de algún medicamento que bloquea la absorción de grasas o la presencia de una enfermedad que altera la absorción intestinal de esta vitamina.
  • Los suplementos de vitamina K se comercializan en forma de cápsulas o soluciones líquidas. Para comprar un producto adecuado, es importante evaluar el tipo de vitamina K, los ingredientes añadidos, la aptitud para veganos y las certificaciones de calidad.

Los mejores suplementos de vitamina K del mercado: nuestras recomendaciones

Aunque su riesgo de toxicidad es bajo, los suplementos de vitamina K tienen indicaciones precisas y ninguna persona debería consumirlos sin consultar a su médico. En el mercado existen muchas marcas comerciales de complementos alimenticios de vitamina K1 y/o K2 y. Tras un profundo análisis, hemos seleccionado nuestros 5 productos favoritos:

Las cápsulas de vitamina K1 y K2 más concentradas

Cápsulas blandas de vitamina K1 y K2 (menaquinona-4 y menaquinona-7). Se recomienda tomar 1 cápsula al día, junto con la comida, que aporta 1000 mcg (microgramos) de vitamina K1 y 1600 mcg de vitamina K2.

Recomendamos este suplemento para situaciones en las que la absorción o la síntesis de la vitamina K puede estar disminuida, por ejemplo, después de una cirugía bariátrica o tras el consumo prolongado de antibióticos.

La mejor vitamina K para veganos

No products found.

Cápsulas de vitamina K2 (menaquinona-7), libres de gluten y lactosa. La porción recomendada es de 1 cápsula diaria, que aporta 100 mcg de vitamina K2 y 115 mg de calcio. Ayuda a fortalecer los huesos y reduce el riesgo de fracturas.

Este suplemento de vitamina K2 es ideal para personas veganas porque, además de que las cápsulas están elaboradas con gelatina vegetal, la menaquinona proviene del natto (soja fermentada) y no de una fuente animal.

La mejor vitamina K para los huesos

Comprimidos de vitamina K2 y vitamina D3, especialmente formulados para fomentar la salud ósea y prevenir la osteoporosis. Los comprimidos son fáciles de tragar y se indica tomar 1 unidad cada 5 días, junto con una comida principal. Cada ración aporta 200 mcg de vitamina K2 y 125 mcg de vitamina D3.

Este complemento puede ser muy beneficioso para mujeres en edad menopáusica y posmenopáusica. Libre de gluten y de lactosa. Apto para veganos.

La mejor vitamina K2 líquida

Vitamina K2 (menaquinona-7) líquida, presentada en frasco de 20 ml con dosificador. Sabor a naranja. El fabricante indica tomar 3 gotas diarias, colocándolas directamente sobre la lengua, que proporcionan 100 mcg de vitamina K2. Este producto es apto para veganos.

La vitamina K2 protege la salud del corazón, las arterias y los huesos. Este suplemento es de óptima calidad y cuenta con certificación ISO 9001, HACCP y GMP.

Los mejores comprimidos de vitamina K1

Comprimidos de vitamina K1 (fitomenadiona), presentados en envase de 100 unidades. Se recomienda tomar 1 comprimido al día, que aporta 100 mcg de vitamina K1 y cubre el 100 % de las necesidades diarias de este nutriente. Este suplemento es apto para veganos, celíacos e intolerantes al gluten.

Este producto apoya la síntesis de protrombina, una proteína clave para la coagulación de la sangre. Posee certificación de calidad GMP.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la vitamina K

Como mencionamos al principio de este artículo, la población general conoce muy poco acerca de la vitamina K. En esta sección, descubrirás la importancia de la vitamina K para la salud, sus fuentes alimentarias y las causas de su deficiencia. También abordaremos otros aspectos relevantes, tales como la ingesta diaria recomendada y los tipos de suplementos que existen.

Aunque su riesgo de toxicidad es bajo, los suplementos de vitamina K tienen indicaciones precisas y ninguna persona debería consumirlos sin consultar a su médico. (Fuente: Kachmar: 132049127/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente la vitamina K?

La vitamina K, también conocida como «antihemorrágica», forma parte del grupo de las vitaminas liposolubles. Esto significa que se transporta y se absorbe en el intestino junto con las grasas de los alimentos. En los alimentos, existen dos tipos de vitamina K: filoquinonas (K1) y menaquinonas (K2) (1, 2).

La vitamina K1 se absorbe en el intestino delgado, mientras que la K2 se asimila en el intestino delgado y el colon. Las bacterias beneficiosas (probióticos) de la microbiota intestinal sintetizan vitamina K2 a partir de la K1. Su carencia es infrecuente, ya que gran parte de la vitamina K empleada en el organismo se «recicla» para su reutilización (1, 3, 4).

¿Qué funciones cumple la vitamina K?

La primera función identificada de la vitamina K fue su participación vital en la coagulación de la sangre. Hoy en día, se ha demostrado que la vitamina K es un micronutriente indispensable para mantener la salud ósea y cardiovascular. Aunque en la actualidad se estudian otros posibles beneficios de la vitamina K, las investigaciones han demostrado que:

  • La vitamina K1 (filoquinona) es almacenada mayormente en el hígado y participa en la producción de protrombina, una proteína de vital importancia para la coagulación sanguínea (3, 5).
  • La vitamina K2 (menaquinona) interviene en el metabolismo óseo y regula la utilización del calcio. Los suplementos de vitamina K favorecen la calcificación ósea, fortalecen los huesos y previenen las fracturas vinculadas con la osteoporosis (3, 5, 6).
  • La vitamina K2 también protege a la salud cardiovascular al inhibir la calcificación de las arterias. Cuando un vaso sanguíneo se calcifica, pierde elasticidad y existe mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV) o un ataque cardíaco. La calcificación de las arterias se agrava con el envejecimiento (5, 7).
Cristina MorilloNutricionista

“La vitamina K es una vitamina liposoluble que interviene en el proceso de coagulación sanguínea, ya que forma parte de la síntesis de las proteínas que regulan el sangrado. También es necesaria para mantener una salud ósea óptima”.

¿Cuánta vitamina K se debe tomar al día?

Para saber cuánta vitamina K se debe consumir al día de acuerdo a nuestro sexo y edad, debemos basarnos en la IDR (Ingesta Dietética de Referencia). En el caso de la vitamina K, se ha determinado una IA (Ingesta Adecuada) que engloba las necesidades de vitamina K1 y K2, cuyas aproximaciones se reflejan en la siguiente tabla (2, 8):

Grupo poblacional (según edad y/o sexo) Ingesta Adecuada de vitamina K (en microgramos)
Lactantes (0 a 12 meses) 2-2,5 mcg.
Niños pequeños (1 a 8 años) 30-55 mcg.
Niños (9 a 13 años) 60 mcg.
Adolescentes (14 a 18 años) 75 mcg.
Hombres (mayores a 19 años) 120 mcg.
Mujeres (mayores a 19 años) 90 mcg.
Embarazadas 90 mcg.
Mujeres lactantes 75 mcg.

¿Cuáles son las causas de deficiencia de vitamina K?

La deficiencia de vitamina K es infrecuente y rara vez se relaciona con una dieta pobre en este nutriente. En la mayoría de los casos, la carencia de vitamina K se debe a la presencia de enfermedades que alteran su síntesis y/o su asimilación. Algunas de las situaciones en las que puede existir una deficiencia de vitamina K y se requiere suplementación son (5, 6, 9):

  • Enfermedades hepáticas, biliares o pancreáticas.
  • Consumo de fármacos que inhiben la absorción de grasas, por ejemplo, el orlistat. Los «secuestradores de ácidos biliares» (colestipol) que se indican para disminuir el colesterol en sangre también reducen la absorción de vitamina K.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn).
  • Cirugía bariátrica.
  • Alcoholismo.
  • Fibrosis quística.
  • Destrucción del microbioma intestinal tras la toma prolongada de antibióticos.
  • Consumo de anticoagulantes antagonistas de la vitamina K, por ejemplo, warfarina y acenocumarol.

Los suplementos de vitamina K favorecen la calcificación ósea, fortalecen los huesos y previenen las fracturas vinculadas con la osteoporosis. (Fuente: Wavebreak Media Ltd: 40311985/ 123rf.com)

¿Qué consecuencias produce la falta de vitamina K?

La carencia de vitamina K puede ocasionar hemorragias, demora en el tiempo de coagulación, aparición de hematomas (moretones) con facilidad, pérdida de masa ósea, aumento del riesgo de fracturas y osteoporosis, y enfermedad cardíaca. En bebés, la falta de vitamina K podría producir hemorragias mortales (2, 10).

¿Qué diferencias existen entre la vitamina K1 y la K2?

Cuando se identificó a la vitamina K se pensó que las variantes K1 y K2 solo se diferenciaban en su estructura, pero luego se descubrió que cumplen papeles distintos en la salud. Además, aunque la carencia de vitamina K1 es infrecuente, la falta de vitamina K2 es más prevalente y se relaciona con problemas óseos y cardíacos a largo plazo (2, 5, 11).

Vitamina K1 Vitamina K2
Nombre Filoquinona (forma natural). En los suplementos, la vitamina K1 sintética aparece como fitonadiona o fitomenadiona. Menaquinona.
Funciones Participar en el proceso de coagulación sanguínea. Proteger la salud ósea, mejorar la integración del calcio en los huesos y reducir el riesgo de fracturas y osteoporosis.

Prevenir la calcificación de las arterias.

Fuentes alimentarias Vegetales de color verde oscuro (brócoli, espinaca, acelga, lechuga, kale). Aceites vegetales (oliva, canola, soja). Carnes (ternera, ave), hígado, yema de huevo, quesos, natto (soja fermentada).

La vitamina K2 también es sintetizada por las bacterias intestinales que habitan el colon.

Absorción Baja a moderada. La asimilación de vitamina K1 presente en los vegetales de hoja verde se puede duplicar si se añade una fuente de grasa a la preparación, por ejemplo, aceite o mantequilla. Moderada a alta.

¿Qué tipos de suplementos de vitamina K existen?

Ante una carencia severa de vitamina K, que se manifiesta con hemorragia grave, así como en la administración profiláctica de vitamina K en recién nacidos, este nutriente se administra de forma inyectable, bajo supervisión médica y/o en un contexto de hospitalización. En esta guía nos centramos en los suplementos orales de vitamina K, que pueden estar compuestos por:

  • Pura vitamina K: las vitaminas K1 (filoquinona, fitonadiona, fitomenadiona) y K2 (menaquinonas) se presentan juntas o por separado, generalmente en forma de cápsulas y comprimidos. La concentración de vitamina K por ración puede oscilar desde 100 mcg hasta 2500 mcg (5, 6).
  • Mezcla de vitamina K con otros nutrientes: existen muchos productos que combinan vitamina K2 con vitamina D3 (colecalciferol) y/o calcio. Estos suplementos están formulados para apoyar la salud ósea y prevenir la descalcificación y la pérdida de hueso que ocurren con el envejecimiento. La vitamina K líquida se enriquece con aceite para aumentar su asimilación (7).

La vitamina K pertenece al grupo de las vitaminas liposolubles. Existen dos formas naturales de vitamina K: filoquinona (K1) y menaquinona (K2). (Fuente: Microgen: 145308988/ 123rf.com)

¿Cuáles son los efectos adversos y las contraindicaciones de la vitamina K?

Las vitaminas K1 y K2 son seguras y no se ha definido una ingesta máxima tolerada (IMT) que se deba respetar para evitar efectos adversos. No obstante, recordamos que la vitamina K3 (menadiona) sí puede ser tóxica y causar daño hepático. Contrariamente a lo que se podría pensar, las dosis altas de vitamina K no aumentan el riesgo de trombosis (coágulos en la sangre) (5, 6).

Las personas que toman anticoagulantes orales, como la warfarina o el acenocumarol, deben ser cautelosos con la vitamina K y consultar a su médico. Antes se solicitaba a quienes tomaban dichos fármacos que evitaran los alimentos ricos en vitamina K, pero hoy en día se aconseja mantener una ingesta regular de este nutriente, sin cambios bruscos en la cantidad diaria (11).

Criterios de compra

Si consideras que la vitamina K podría ser un buen suplemento para tu salud y cuentas con la autorización de tu médico, deberás tener en cuenta ciertos criterios para elegir un producto acorde a tus necesidades. Los aspectos básicos que tienes que analizar a la hora de comprar vitamina K son los siguientes:

Forma de presentación

La vitamina K se presenta mayormente como cápsulas o comprimidos, pero también se comercializa de forma líquida. Ambos formatos son muy prácticos y fáciles de consumir. Es importante tomar las cápsulas y los comprimidos junto con una comida principal que tenga alguna fuente de grasa (nata, aceite, mantequilla) para aumentar la asimilación de vitamina K.

En el caso de la vitamina K líquida, se puede colocar la cantidad de gotas recomendada directamente sobre la lengua, sin mezclar con ninguna comida o bebida. Los fabricantes añaden una pequeñísima cantidad de lípidos (grasas) a la formulación para garantizar una alta absorción de vitamina K. A pesar de ello, el aporte de calorías es insignificante.

La vitamina K2 también protege a la salud cardiovascular al inhibir la calcificación de las arterias. (Fuente: Guzhva: 34667787/ 123rf.com)

Tipo de vitamina K

Como hemos repetido a lo largo de este artículo, la vitamina K1 y K2 poseen funciones diferentes. Por esta razón, tendrás que comprar un suplemento de vitamina K cuya formulación te permita satisfacer tus necesidades. La vitamina K2 se recomienda para proteger la salud ósea y prevenir enfermedades cardíacas relacionadas con la calcificación de arterias.

Por su parte, los complementos de vitamina K1 están destinados a apoyar el proceso de coagulación sanguínea. Si sufres algunas de las condiciones que afectan a la asimilación de la vitamina K, por ejemplo, enfermedad hepática, puedes optar por suplementos que combinan fitomenadiona (K1) con menaquinona (K2).

Laura JonesAnalista de ciencias de la alimentación

“El cuerpo absorbe mejor la vitamina K2, y está vinculada a la salud cardiovascular. Dirige el calcio a los huesos y evita que se depositen donde no debería, por ejemplo, en las arterias y los órganos, donde puede causar daño”.

Ingredientes añadidos

La vitamina D3 (colecalciferol) y el calcio son dos ingredientes muy empleados para enriquecer los suplementos de vitamina K2. Este tipo de productos es recomendable para personas mayores de 45 años que necesitan fortalecer sus huesos y prevenir o tratar la osteoporosis. También pueden contener cantidades moderadas de vitamina C, que es un reconocido antioxidante.

Mientras que la vitamina D aumenta la absorción de calcio, la vitamina K2 asegura que dicho mineral se dirige a los huesos y no se deposita en las arterias (tejidos blandos). Por ello, la combinación entre vitamina D3 y K2 es ideal para fomentar la salud ósea sin aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Aptitud para veganos

Los veganos siempre deben verificar que los suplementos están formulados con ingredientes 100 % de origen vegetal. En el caso de la vitamina K, las personas que siguen una dieta vegana deben elegir cápsulas cuya cubierta esté elaborada con hidroxipropilmetilcelulosa, también conocida como celulosa vegetal.

Otro criterio que determina si un suplemento de vitamina K es apto para veganos es la procedencia de dicho nutriente. Si bien la vitamina K1 se encuentra en vegetales de hoja verde y en aceites vegetales, las principales fuentes de vitamina K2 son de origen animal. Algunos productos veganos 100 % naturales contienen vitamina K2 procedente del natto.

Certificaciones de calidad

Los mejores suplementos de vitamina K poseen una o más de estas tres certificaciones de calidad: GMP (Buenas Prácticas de Manufactura), ISO 9001 (Organización Internacional para la Estandarización) y/o HACCP (Análisis de Riesgos y Puntos Críticos de Control). Las certificaciones de calidad garantizan:

  • Que el producto es inocuo para la salud y ha sido producido bajo condiciones que cumplen con la reglamentación sanitaria y de seguridad alimentaria.
  • Que el complemento alimenticio se elabora mediante un proceso estandarizado y, como resultado, el producto final posee siempre las mismas características (sabor, concentración de vitamina K).

Resumen

La vitamina K existe naturalmente en forma de filoquinona (K1) y menaquinona (K2). La vitamina K1 es esencial para la coagulación sanguínea y la K2 protege la salud ósea y cardiovascular. Aunque la deficiencia de vitamina K es poco frecuente, algunas enfermedades y medicamentos pueden interferir con su asimilación.

Los suplementos de vitamina K se presentan como cápsulas, comprimidos y soluciones líquidas. Las cápsulas de vitamina K2 para mitigar la pérdida de hueso a menudo están enriquecidas con vitamina D3 y calcio. La filoquinona se encuentra en verduras de hoja y aceites, mientras que la menaquinona abunda en carnes, quesos y huevos, y su única fuente vegana es el natto.

Si te ha gustado nuestra guía sobre la vitamina K, compártela en tus redes sociales o déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Arzamasova: 103722193/ 123rf.com)

Referencias (11)

1. Shearer M, Fu X, Booth S. Vitamin K Nutrition, Metabolism, and Requirements: Current Concepts and Future Research. 2012.
Fuente

2. Booth S, Suttie J. Dietary Intake and Adequacy of Vitamin K. 1998.
Fuente

3. Akbari S, Rasouli-Ghahroudi A. Vitamin K and Bone Metabolism: A Review of the Latest Evidence in Preclinical Studies. 2018.
Fuente

4. Gu Q, Li P. Biosynthesis of Vitamins by Probiotic Bacteria. 2016.
Fuente

5. Vermeer C. Vitamin K: the effect on health beyond coagulation – an overview. 2012.
Fuente

6. Díaz Curiel M. Acción de la vitamina K sobre la salud ósea. 2015.
Fuente

7. Adams J, Pepping J. Vitamin K in the treatment and prevention of osteoporosis and arterial calcification. 2005.
Fuente

8. Mahan L, Escott-Stump S. Krause. Dietoterapia (Edición 12). 2008. Elsevier Masson.
Fuente

9. Amaya García M et al. Micronutrientes en cirugía bariátrica. 2012.
Fuente

10. Eden R, Coviello J. Vitamin K Deficiency. 2020.
Fuente

11. Minighin E, Braganca K, Anastácio L. Warfarin drug interaction with vitamin K and other foodstuffs. 2020.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo científico
Shearer M, Fu X, Booth S. Vitamin K Nutrition, Metabolism, and Requirements: Current Concepts and Future Research. 2012.
Ir a la fuente
Artículo científico
Booth S, Suttie J. Dietary Intake and Adequacy of Vitamin K. 1998.
Ir a la fuente
Artículo científico
Akbari S, Rasouli-Ghahroudi A. Vitamin K and Bone Metabolism: A Review of the Latest Evidence in Preclinical Studies. 2018.
Ir a la fuente
Artículo científico
Gu Q, Li P. Biosynthesis of Vitamins by Probiotic Bacteria. 2016.
Ir a la fuente
Artículo científico
Vermeer C. Vitamin K: the effect on health beyond coagulation – an overview. 2012.
Ir a la fuente
Artículo científico
Díaz Curiel M. Acción de la vitamina K sobre la salud ósea. 2015.
Ir a la fuente
Artículo científico
Adams J, Pepping J. Vitamin K in the treatment and prevention of osteoporosis and arterial calcification. 2005.
Ir a la fuente
Libro
Mahan L, Escott-Stump S. Krause. Dietoterapia (Edición 12). 2008. Elsevier Masson.
Ir a la fuente
Artículo científico
Amaya García M et al. Micronutrientes en cirugía bariátrica. 2012.
Ir a la fuente
Artículo científico
Eden R, Coviello J. Vitamin K Deficiency. 2020.
Ir a la fuente
Artículo científico
Minighin E, Braganca K, Anastácio L. Warfarin drug interaction with vitamin K and other foodstuffs. 2020.
Ir a la fuente